La extraordinaria historia de Tove Jansson, creadora de la familia Mumin

Hemos charlado con la directora Zaida Bergroth sobre su último trabajo, un filme que presenta a los espectadores nuevos aspectos de Tove Jansson, la admirada escritora y artista finlandesa que creó las historias de los Mumin, famosas en el mundo entero.

La película Tove (estreno en Finlandia el 2 de octubre de 2020), está ambientada en el Helsinki de posguerra, durante una etapa que puede considerarse determinante en la vida de Tove Jansson.

Tove Jansson (1914-2001; interpretada por Alma Pöysti) se hizo famosa en todo el mundo gracias a los Mumin, unos personajes que desde el principio llamaron la atención de niños y adultos. Además de escribir e ilustrar los libros de los Mumin, la escritora suecohablante se hizo famosa por sus pinturas, sus tiras cómicas, y sus novelas y narraciones cortas. (El largometraje ha sido filmado en sueco, que es uno de los idiomas oficiales de Finlandia).

Los padres de Tove Jansson eran artistas, su madre trabajaba como ilustradora y su padre era escultor. Nacida en Helsinki, se formó en las mejores academias de arte de Estocolmo, Helsinki y París.

Publicó su primer libro de cuentos siendo aún adolescente, para después trabajar como ilustradora y caricaturista política en publicaciones periódicas. Jansson también hizo carrera como pintora, y el primer libro de los Mumin, La gran inundación, apareció en 1945, al principio de la época en la que se sitúa el filme Tove.

Libertad e independencia

Una mujer pinta un lienzo en el suelo de una gran habitación con estanterías al fondo.

Tove Jansson (Alma Pöysti) trabaja en una de sus pinturas. La escena fue filmada en el estudio de Jansson, que se conserva en el centro de Helsinki prácticamente tal como ella lo dejó. Foto: Tommi Hynynen/Nordisk Film

En los años 40 Jansson tuvo una breve relación con el político y filósofo Atos Wirtanen (interpretado por Shanti Roney), y se dice que la artista se inspiró en él para crear al personaje de Manrico. También tuvo una relación con Vivica Bandler (interpretada por Krista Kosonen), una directora de teatro casada. En las historias de los Mumin, Jansson se representó a sí misma y a Bandler como Tofelán y Vifelán, dos diminutas criaturas idénticas. Más tarde, Jansson conoció a la artista gráfica Tuulikki Pietilä, que se convirtió en su compañera de vida y dio lugar al personaje de Tutiqui.

Los guionistas Eeva Putro y Jarno Elonen decidieron situar Tove, la primera película que se ha realizado sobre Tove Jansson, en la década que siguió a la Segunda Guerra Mundial. Una de las razones que impulsaron a la directora Zaida Bergroth a embarcarse en el proyecto fue la de poder centrarse en un periodo tan poco conocido de la vida de la artista.

«Me pareció importante centrarnos en una parte de su vida de la que el público no tuviera necesariamente un conocimiento previo», comenta Bergroth. «La relación de Tove con Atos Wirtanen, cómo se enamoró por primera vez de una mujer y el cruce entre su carrera de artista plástica y los Mumin, me resultaron de gran interés».

Zaida Bergroth sintió una conexión con los temas del filme, que tratan sobre «los esfuerzos de Jansson por dominar su vida emocional y ser libre e independiente en el amor y también como artista».

Vidas artísticas

En una fiesta, una mujer y un hombre con sombreritos de papel se miran a los ojos.

Atos Wirtanen (a la derecha, interpretado por Shanti Roney), intelectual y miembro del parlamento de Finlandia, se convirtió en una figura importante en la vida de Tove Jansson. Foto: Sami Kuokkanen/Nordisk Film

«En cuanto a las pinturas de Jansson, la época que se refleja en la película es interesante», afirma Bergroth. «Creo que el momento de su vida en que nos hemos centrado, el de la década que siguió a la guerra, no fue precisamente el más importante en cuanto a su pintura. Esa cuestión me intrigó, y fue lo que me impulsó a investigar cuál podía haber sido la razón».

Bergroth, que nación en Kivijärvi, un pueblo del centro de Finlandia, procede también de una familia de artistas. Como su madre es pintora, ella se ha movido en los círculos artísticos desde temprana edad.

«El ritmo de nuestras vidas lo marcaban las exposiciones de mi madre: fases intensas de trabajo, seguidas por la intensa emoción de las inauguraciones», dice. «Aceptación, ventas, una temporada para recuperarse y luego otra fase intensa de trabajo».

A menudo celebraban fiestas. «Además de artistas plásticos, en su círculo de amigos había escritores, músicos, directores y actores», cuenta Bergroth. «De hecho, Vivica Bandler estuvo en una de nuestras fiestas».

Saber más sobre Tove

Una mujer baila en el cartel promocional de la película “Tove”.

La directora Zaida Bergroth dice de Tove Jansson: «Le encantaba el baile y le gustaba mucho bailar. Así que, ¡baila, no lo olvides!». La sombra que se ve detrás de Jansson en el cartel promocional del filme tiene la forma de un Mumin. Una mujer baila en el cartel promocional de la película “Tove”.

Asumir el reto de dirigir un filme biográfico sobre un tesoro nacional como Tove Jansson no es una hazaña que pueda considerarse insignificante, precisamente. Cuando el productor Aleksi Bardy se acercó a Bergroth en un primer momento para hablarle del proyecto, ella se sintió «muy halagada ante una oportunidad tan fantástica, pero también insegura al respecto», admite.

De manera que se sumergió en un intenso proceso de investigación: «Para mí, era muy importante establecer una conexión personal sólida con en mundo de Tove y los temas que se trataban en la película». Con la productora Andrea Reuter, la fotógrafa Linda Wassberg y la escenógrafa Catharina Nyqvist-Ehrnrooth, visitó el estudio de Jansson en Helsinki, de techos altos y grandes ventanales.

«Leí las biografías de Boel Westin y Tuula Karjalainen», dice Bergroth. «Leí la correspondencia de Jansson con sus amigos, sus seres queridos y su familia, y pasé muchas horas en los archivos de Yle, la radiotelevisión finlandesa, visionando material sobre Tove, Vivica Bandler, Atos Wirtanen y el ambiente artístico de Helsinki de los 40 y 50.

Ligereza, humor y seriedad

Una mujer está sentada en el centro de la imagen, rodeada de varios personajes de los Mumin.

Tove Jansson se dibujó a sí misma rodeada de varios personajes de los Mumin, entre los que se encuentran Manrico (a la derecha, con sombrero y pipa), cuya inspiración se dice que fue Atos Wirtanen. Derechos de la ilustración: Moomin Characters Ltd.

Bergroth tuvo la oportunidad de conocer mejor a Jansson a través de sus pinturas, frescos y libros. «Vi varios documentales», dice. «Escuché la música que a ella le gustaba escuchar. La sobrina de Tove, Sophia Jansson, nos hizo llegar sus comentarios sobre el guion».

Para Bergroth, el éxito de los Mumin se basa en los pensamientos filosóficos de Jansson. «Me parece que lo que de una manera especial atrae a los adultos y a los niños es esa mezcla de ligereza, humor y su sorprendente seriedad», opina.

Durante la investigación preliminar, «sentí que éramos libres para tomárnoslo de una manera lúdica y crear nuestra propia historia», dice Bergroth. «El carácter lúdico y la alegría eran importantes para Tove cuando se trataba de creatividad, fuese del tipo que fuese. Yo también me lo tomé como guía».

Por Tabatha Leggett, septiembre de 2020