Guía útil para esquiar en Finlandia

Consejos útiles del periodista californiano, no exentos de humor y sabiduría, para animarnos a probar el esquí de fondo.

Lee el artículo

Consejos útiles, no exentos de humor y sabiduría conquistada a duras penas, sobre la práctica del esquí de fondo, recopilados por el periodista californiano radicado en Finlandia que nos anima a adentrarnos en este deporte.

Yo me crié en un clima cálido. Cuando me mudé a Finlandia, quise encontrar una manera de mantenerme en forma durante el invierno, disfrutar de las maravillas de la naturaleza y participar en alguna actividad típicamente finlandesa.

Desde la más tierna infancia: los finlandeses empiezan a esquiar desde muy pequeños y, si todos esos niños pueden aprender, tú también puedes.

Desde la más tierna infancia: los finlandeses empiezan a esquiar desde muy pequeños y, si todos esos niños pueden aprender, tú también puedes.Foto: Juha Tuomi/Lehtikuva

Podría haber escogido el hockey sobre hielo, pero quería conservar mis dientes. Podría haber probado la pesca en el hielo, pero no tengo tanta paciencia. Así que escogí el esquí de fondo.

Fui a una tienda de deportes y compré esquís, bastones y botas. Sin preocuparme por tomar clases, fui a un área de esquí cercana, miré cómo lo hacían los demás y empecé a esquiar. Maravilloso, pensé, es demasiado fácil para ser verdad.

Entonces, me encontré en una loma y empecé a descender a toda velocidad. Un inquietante pensamiento cruzó por mi cabeza: no sabía cómo parar, ni siquiera cómo reducir la velocidad. La aventura me enseñó que usar todo el cuerpo como freno no es una buena idea.

Con práctica, mejoré en este dinámico deporte, aunque siempre era la persona más lenta de las pistas. El esquí de fondo se convirtió en una parte importante de mis actividades invernales, después de todo, no había mucho más que hacer los domingos.

Recomiendo a todos los residentes extranjeros que se dediquen a este fantástico hobby. Pero, cuidado. Como todos los deportes, tiene sus riesgos. Aquí les doy algunos consejos, y cosas para tener en cuenta:

Conocer el terreno

Caerse es parte de la diversión: vas a caerte más de una vez, así que déjate llevar. Solo es nieve.

Caerse es parte de la diversión: vas a caerte más de una vez, así que déjate llevar. Solo es nieve.Foto: Tero Sivula/Lehtikuva

Recuerdo una vez que estaba esquiando en un día claro y soleado. La pista estaba bien marcada y había mucha gente alrededor. De repente, se nubló y empezó a nevar. Cuando la nevada se hizo más fuerte, ya no podía ver a nadie ni tampoco la pista. Estaba perdido en el bosque y empecé a sentir pánico. ¿Sobreviviría? ¿Tendría que cavar un refugio en la nieve? En ese momento, apareció una persona.

“¿Podría ayudarme a salir del bosque?”, pregunté.

“Por supuesto”, respondió. “Continúe en esta dirección y, unos pocos cientos de metros más adelante, verá la carretera principal”.

¡Qué vergüenza! Me había “perdido” en los suburbios de Helsinki. Si tienes dudas, lleva un mapa o un smartphone contigo.

El corredor frustrado

Actúa como si las pistas de esquí fueran una autopista. Va tan rápido como puede, no ve nada, no para por nadie y te pasará por encima no importa si vas en una pista ascendente, descendente o a nivel. La expresión de su cara es como si lo persiguiera un gran oso. Pero más tarde, en la sauna después del esquí, este loco cambia completamente su personalidad. Habla acerca de lo relajante que es el esquí, de la belleza de la naturaleza y de encontrarse en paz con la naturaleza. Pero, ¡cuidado! Cuando vuelva a las pistas, se volverá loco otra vez. Por suerte, la mayoría de los finlandeses son esquiadores amables.

Curvas mortales

Cuando vayas deslizándote cuesta abajo, seguro que te encontrarás con una curva cerrada. Y siempre en el medio de la curva, la traza externa gira en un ángulo de 90 grados y la traza interna continúa recta (debido a que la gente toma impulso para conseguir más velocidad): Esto provoca que des una voltereta espectacular en el aire y termines boca abajo clavado en la nieve con los esquís hacia arriba. Por suerte, la nieve es blanda. Con el tiempo, aprenderás.

Las ceras son útiles

Para todas las edades: el esquí de fondo nos ofrece la oportunidad de salir y disfrutar al aire libre con toda la familia.

Para todas las edades: el esquí de fondo nos ofrece la oportunidad de salir y disfrutar al aire libre con toda la familia.Foto: Tero Sivula/Lehtikuva

Siempre me había preguntado por qué los esquiadores van cargados con todo tipo de ceras diferentes. La cera es la cera, pensaba. Como no tenía que alardear, yo solamente llevaba un tipo. En una ocasión, estaba esquiando en un día frío, pero la temperatura empezó a subir. En un momento dado, noté que el paisaje era el mismo que hacía 20 minutos. Mis esquís se movían, pero yo no. Terminé cargando mis esquís todo el camino de vuelta, mientras todos esos “expertos en ceras” se deslizaban alegremente por las pistas. Siempre hay que llevar una selección de ceras.  (En la actualidad, incluso existen esquís sin cera, pero por lo general solo son adecuados para esquiadores principiantes.)

Ignora tu estómago

Una mañana que me sentía muy en forma, esquié diez kilómetros como si tuviera alas en mis talones. Mientras descansaba, mi estómago empezó a pedirme que comiera algo. En un café, vi un cartel que ponía: “Hoy menú especial”. Lo siguiente que recuerdo, es que estaba terminando una comida opípara que incluía escalopa, patatas fritas, verdura, ensalada, pan, mantequilla, leche y postre. Volví a los esquís y esa deliciosa comida empezó a dar vueltas en mi estómago. Y durante el viaje de vuelta de diez kilómetros me sentí como si pesara cien kilos.Come ligero en la pista.

Actitud

Cuando estés en la pista, no pienses en tus problemas laborales, ni en las dificultades de tus relaciones, ni en política, ni en la amenaza de la destrucción del mundo. El esquí de fondo es un deporte maravilloso. Disfrútalo de buen humor.

 

 

Por Russell Snyder, diciembre de 2013

También en thisisFINLAND

Enlaces