La fiebre del esquí en Finlandia

El esquí de fondo en Finlandia se mantiene vivo gracias a los jóvenes esquiadores urbanos y a carreras anuales de masas.

Lee el artículo

Finlandia no solo es la tierra de los 188.000 lagos, sino que cada invierno los surcos de los esquís atraviesan cientos de kilómetros del país. La tradición del esquí de fondo se mantiene viva debido, en parte, a que los jóvenes urbanitas se apuntan cada vez a este deporte, tanto por su comodidad como por el hecho de que su práctica no exige un alto presupuesto.

Según la Federación Internacional de Esquí, el esquí de fondo se inventó en Escandinavia hace más de 5.000 años. Esta práctica permite realizar un magnífico ejercicio físico y ofrece innumerables vistas de la naturaleza en estado virgen, tal como proclaman todas las guías de viaje sobre Finlandia.

4231-jaalla_hiihtaja_550px-jpg

Cae lentamente el atardecer mientras un esquiador se desliza sobre la capa de agua congelada. Los edificios de la ciudad se vislumbran al fondo.Foto: Antti Aimo-Koivisto/Lehtikuva

Los esquís solían fabricarse con madera compacta y pesaban más, lo que dio lugar a distintos materiales sintéticos que se popularizaron durante la década de los 70. La técnica del esquí también ha evolucionado: el esquiador finlandés Pauli Siitonen, ganador de la Vasaloppet en 1973, una carrera de larga distancia que se celebra en Suecia, ostenta el honor de ser uno de los padres del estilo llamado paso patinador, o “skating”, consistente en que el esquiador se sale de la huella de la nieve marcada por las máquinas y avanza en ángulo, en lugar de mantener ambos esquís en los surcos paralelos.

El estadounidense Bill Koch popularizó este estilo cuando ganó la Copa del Mundo en 1982. La llegada de esta nueva técnica supuso un escándalo en el mundo del esquí, pero pronto pasó a ser reconocida como el método más rápido y no motorizado que tienen las personas para darse impulso al desplazarse sobre la nieve.

En el caso de los esquiadores profesionales, este cambio de estilo no solo implicó todo un equipamiento nuevo, sino que también les exigió un tiempo de aprendizaje considerable. La postura del paso patinador hace que los esquís se coloquen en ángulo formando una “V” hacia afuera y que los brazos trabajen en tándem para ayudar a la propulsión. Los esquiadores más jóvenes prefieren iniciarse con este método al considerarlo más sencillo, sobre todo en un país como Finlandia donde el patinaje sobre hielo también es una actividad muy popular.

Esquiadores urbanos

La recesión económica no parece haber afectado al crecimiento de las zonas urbanas en Finlandia, ya que son muchos los finlandeses y los extranjeros que emigran al área de la capital. Para los jóvenes urbanitas, el esquí de fondo ofrece una solución muy económica al problema de las actividades al aire libre durante la época invernal.

4231-sporttihiihtaja_316px-jpg

A primera vista, este esquiador puede parecer un bicho raro, pero cuando se ha probado el esquí de fondo en los fríos paisajes del invierno finlandés, ya no hay vuelta atrás.Foto: Visit Finland

Antony Starr, estudiante de la Universidad de Helsinki, se crió en una familia en la que todos sus miembros esquiaban y considera que, en invierno, este deporte es un buen sustituto del jogging. “Helsinki es un lugar ideal para esquiar”, afirma. “Cerca de Viikki, el barrio en el que vivo en las afueras de la ciudad, hay tres o cuatro sitios donde practicarlo. Cuando salgo intento recorrer entre 10 y 12 kilómetros, pero depende de mi horario y del tiempo que haga.

“Mi límite está en los diez grados centígrados bajo cero (14 grados Fahrenheit), aunque cuando ya has entrado en calor, tampoco es una temperatura tan fría”.

En 2014, la Finlandia Ski, la más prestigiosa de las carreras de esquí de masas de todo el país, atrajo a 5.200 esquiadores. Este evento cuenta con una larga tradición en el calendario de competiciones de los esquiadores profesionales. Se celebra anualmente en la ciudad de Lahti, al sur de Finlandia, forma parte del circuito internacional de carreras de esquí de larga distancia y acoge a cientos de participantes de todos los países. La mayoría de los esquiadores emplean la técnica del paso patinador a lo largo del recorrido de 50 kilómetros que cubre esta carrera.

Cuando se domina la técnica, un esquiador en un estado físico medianamente bueno puede alcanzar velocidades de hasta 10 y 12 kilómetros por hora de manera constante, mientras que los profesionales pueden lograr velocidades algo más altas. Los vencedores de la Finlandia Ski suelen completar el recorrido en unas dos horas y veinte minutos. Hoy en día, ya no resulta extraño ver a los defensores del estilo clásico, fieles a sus huellas, siendo rebasados por cuerpos jóvenes y atléticos embutidos en sus trajes de esquí totalmente personalizados, surcando el terreno como si llevaran una guadaña.

Poco les importa parecer un raro espécimen de araña, con esas gafas aparatosas y sofisticadas, y esos largos bastones balanceándose de un lado a otro. Su pasión es dejarse llevar por la nieve.

Por Anthony Shaw, febrero de 2013, actualizado 2015

También en thisisFINLAND

Enlaces