A los 34 años, Sanna Marin se convierte en primera ministra de Finlandia, a la cabeza de un gobierno de coalición formado junto con otras cuatro mujeres líderes

Apenas pasado un mes de su 34 cumpleaños, Sanna Marin ha sido elegida por el Partido Socialdemócrata (SDP) para que reemplace a Antti Rinne en el cargo de primera ministra.

Lee el artículo

Los otros cuatro partidos de la coalición de gobierno también cuentan con mujeres a la cabeza: Katri Kulmuni, por el Partido de Centro, Maria Ohisalo, por Los Verdes, Li Andersson, de la Alianza de la Izquierda, y Anna-Maja Henriksson, por el Partido del Pueblo Sueco. Las tres primeras también tienen menos de 35 años.

De los 19 ministros del nuevo gabinete, 12 son mujeres. Sanna Marin es la primera ministra más joven del mundo en el cargo y la más joven de la historia de Finlandia.

Rinne seguirá siendo líder del Partido Socialdemócrata por el momento, pero ha tenido que renunciar al cargo de primer ministro ante el alboroto surgido a raíz de la gestión del reciente conflicto laboral en la empresa pública de servicio postal.

En 1906, Finlandia se convirtió en el primer país del mundo en conceder a las mujeres plenos derechos políticos, logrando estas el derecho al voto (las primeras de Europa) y también el derecho a presentarse como candidatas a las elecciones.

En las elecciones generales de abril de 2019, las mujeres batieron el récord obteniendo 93 escaños, el equivalente al 47% del Parlamento, y superando la cota de 85 mujeres alcanzada en 2011. También ocupan 17 de los 20 escaños del partido de Los Verdes, y 22 de los 40 del Partido Socialdemócrata (SDP).

Por la Redacción de ThisisFINLAND, diciembre de 2019

También en thisisFINLAND

Sigue leyendo

Auténtica cabeza de puente y primera mujer ministra del Gobierno de Finlandia

Miina Sillanpää —cuyo apellido en español significa “cabeza de puente”— surgió de la pobreza para convertirse en una de las primeras mujeres del Parlamento Finlandés y fue una influyente defensora de los derechos sociales, luchando toda su vida por la causa de las mujeres, los ancianos y los desfavorecidos. Las banderas finlandesas ondean cada primero de octubre en memoria de su inestimable contribución.