22 propuestas finlandesas para celebrar el Día de la Tierra

El 22 de abril de cada año se celebra en todo el mundo el Día de la Tierra, para recordar a los gobiernos, las empresas y los ciudadanos que para salvar el medio ambiente han de tomarse medidas. Para celebrar este 22 de abril, les hemos preparado una lista con 22 prometedores ejemplos de progreso que están teniendo lugar en Finlandia.

¿Qué hacen los finlandeses, las empresas y el gobierno de Finlandia a medida que aumenta la concienciación con respecto al cambio climático y otros desafíos medioambientales? Para celebrar este 22 de abril de 2022, hemos querido ofrecerles estos 22 ejemplos de proyectos, políticas y programas que aportan un rayo de esperanza.

Nuestra selección no sigue ningún orden concreto y no disponemos de espacio suficiente para mostrarles todo lo que hubiéramos querido, pero estamos convencidos de que en el presente artículo encontrarán algo que les interese, ya se trate de comida, naturaleza, ropa, ordenadores, coches, botellas, o temas como la sostenibilidad, la neutralidad en carbono, la economía circular y mucho más. (Nota: la mayor parte de los enlaces de este artículo están en inglés).

Por la Redacción de ThisisFINLAND, a menos que se indique lo contrario

Celebrar el Día de la Tierra, no basta

Dos jóvenes pasan junto a un cartel de la Universidad de Tampere.

Complex, una de las asociaciones de estudiantes de la Universidad de Tampere, ha contribuido a que todo el mes de abril sea declarado Mes de la Sostenibilidad.
Foto: Jussi Nukari/Lehtikuva

Complex es el nombre de la asociación de estudiantes del máster de Liderazgo para el Cambio de la Universidad de Tampere, en el centro oeste de Finlandia. Se trata de una organización líder dentro del Movimiento Internacional de Estudiantes por el Clima. Como celebrar solamente el Día de la Tierra les parecía poco, Complex ha logrado que abril sea declarado Mes de la Sostenibilidad. Durante todo el mes, la asociación hace campaña dentro y fuera de la universidad para reorientar las acciones de la gente hacia el cambio climático y la sostenibilidad. Entre los eventos habrá una sesión con el investigador multidisciplinar Panu Pihkala sobre la ecoansiedad, una preocupación que va en aumento en el campo de la sostenibilidad.

Por Emma De Carvalho

Una universidad abierta sobre el clima

La Universidad de Helsinki y más de 15 universidades de todo el país participan en la Universidad del Clima, que ofrece cursos gratuitos para “todos aquellos que desean hacer realidad la transición hacia la sostenibilidad en la sociedad”.

Delicias de avena

Avena.

Foto: Jussi Nukari/Lehtikuva

Un informe reciente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU señala que las nuevas tecnologías alimentarias, como las alternativas vegetales a los productos alimentarios de origen animal, contribuyen a la reducción sustancial de las emisiones de gases de efecto invernadero. En los últimos años, grandes marcas finlandesas como Fazer, fabricante de pan y productos de confitería, y Valio, dedicada a la producción de lácteos, se han sumado a esta tendencia, introduciendo nuevas bebidas y yogures a base de avena.

Neutralidad en carbono para 2035

Finlandia se ha fijado el ambicioso objetivo de alcanzar la neutralidad de carbono para 2035. Según el Ministerio de Medio Ambiente, “el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y el consumo excesivo son aspectos diferentes de una misma crisis de sostenibilidad”. Para lograr una reducción más rápida de las emisiones, el Gobierno y las empresas han coordinado hojas de ruta climáticas en 14 sectores diferentes.

¿Qué fue antes, el huevo o la proteína?

Dos gallinas sentaditas en la puerta de un gallinero.

¿Llegará un día en que no hagan falta huevos?
Foto: Kaisa Siren/Lehtikuva

Aunque suene increíble, la industria alimentaria utiliza anualmente cerca de 1,6 millones de toneladas de proteína en polvo procedente de la clara de huevo. El grupo Future Sustainable Food Systems, de la Universidad de Helsinki, y el VTT (Centro de Investigación Técnica de Finlandia) han logrado producir ovoalbúmina –una proteína que se saca de los huevos de gallina– insertando su huella genética en un hongo, que luego segrega el material. Según el VTT, en comparación con su “homólogo de origen aviar”, este proceso basado en hongos reduce en casi un 90% la necesidad de usar terrenos y entre un 31 y un 55% las emisiones de gases de efecto invernadero. La agricultura celular también evita los problemas relacionados con el bienestar animal. Onego Bio, una empresa emergente surgida del VTT, obtuvo recientemente una financiación de diez millones de euros de capital de riesgo y está estableciendo una fábrica experimental de dicha proteína en Finlandia. Por su parte, la empresa finlandesa Solar Foods utiliza un proceso que parece mágico para obtener proteína comestible en polvo a partir del dióxido de carbono.

Una estrategia circular para 2035

La transición hacia la economía circular supone un paso más para lograr la neutralidad en carbono. Ministerios, instituciones de investigación, empresas, representantes del sector empresarial, gobiernos locales y una comisión ciudadana formada por 50 personas, han participado en la elaboración de una estrategia para la transición, cuya fecha límite es también 2035. La economía circular implica utilizar los materiales de forma eficiente y sostenible, así como compartir, alquilar, reparar y reciclar productos.

Acabar con los residuos

Una persona introduce una botella de plástico en una máquina de devolución de botellas.

Un sistema de devolución de botellas sencillo y cómodo, es la mejor garantía para que la gente se anime a reciclar los envases de bebidas.
Foto: Emilia Kangasluoma

Desde los años 50, el reciclaje de botellas y latas de bebida se ha convertido en una rutina para los finlandeses: un cómodo sistema de depósito garantiza que más del 90% de los envases de bebidas se devuelvan para su reciclaje. Esto, a su vez, permite otros avances: Helsingin Sanomat, el diario más importante de Finlandia, informa de que, para finales de mayo de 2022, el gran fabricante de bebidas Sinebrychoff pasará a utilizar exclusivamente botellas de plástico reciclado para todos los refrescos de medio litro envasados en su planta embotelladora. Esto reducirá la necesidad de plástico nuevo en unas 300 toneladas anuales. Mientras tanto, Kamupak, una empresa finlandesa fundada en 2018, está minimizando los residuos que suponen los envases de comida para llevar, produciendo contenedores reutilizables cuyo sistema de devolución es similar al de las botellas. Se estima que los productos de Kamupak reducen las emisiones entre un 72 y un 95% en comparación con sus equivalentes desechables.

La sostenibilidad también beneficia a las empresas

La revista Kauppapolitiikka (Política comercial), publicada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia, cita una encuesta realizada por Business Finland a más de 500 pequeñas y medianas empresas, en la que el 96% de los encuestados considera que la sostenibilidad beneficia a sus operaciones. Aunque lograr que la sostenibilidad forme parte de una empresa resulte un reto, produce efectos positivos en la competitividad, el valor de la marca, el crecimiento de las ventas y las perspectivas de futuro (enlace en finés).

Calefacción por datos

Largas filas de tuberías de colores recorren el techo de una nave industrial.

Las tuberías de colores del centro de datos de Google en Hamina, en el sur de Finlandia, forman parte de un sistema que utiliza el agua del mar para la refrigeración de este.
Foto: Google

Hace más de una década que Google abrió su centro de datos en una antigua fábrica papelera de Hamina, en el sur de Finlandia. Otras empresas han tomado ejemplo, y Microsoft anunció en marzo de 2022 que construirá un centro de datos cerca de Helsinki, con “el mayor proyecto para reciclar el calor residual de los centros de datos que existe en todo el mundo”. El calor procedente del centro se transformará en calefacción urbana para los municipios de Kauniainen, Espoo y Kirkkonummi, todos ellos situados al oeste de la capital finlandesa.

Un centro de datos supereficiente que alberga un superordenador

Árboles cubiertos de nieve con un paisaje forestal al fondo.

¿Les parece raro que un centro de datos de Finlandia albergue un superordenador llamado LUMI? Pues no, porque lumi significa “nieve” en finés.
Foto: Visit Finland

475 kilómetros al norte de Helsinki, el centro de datos de CSC de Kajaani es uno de los más ecoeficientes del mundo. También alberga el LUMI, uno de los superordenadores más nuevos y competitivos del mundo, fruto de la colaboración entre diez países europeos. Su nombre son las siglas de “Large Unified Modern Infrastructure” (Gran Infraestructura Moderna Unificada), pero lumi también significa “nieve” en finés.

Construir con bajas emisiones de carbono

Junto con Business Finland, el Ministerio de Medio Ambiente está llevando a cabo el Programa de Entorno Construido con Bajas Emisiones de Carbono, el cual financiará trabajos climáticos para el desarrollo de tecnologías, servicios y prácticas con bajas emisiones de carbono en todos los ámbitos del entorno construido, incluyendo edificios e infraestructuras, entre otras cosas. Las empresas, los municipios y demás partes interesadas dispondrán de 40 millones de euros de financiación.

Por una vida sostenible

Una familia con dos niños pequeños pasea por una calle con casas de madera.

Mucha gente busca la manera de integrar la sostenibilidad en su vida cotidiana.
Foto: Vesa Tyni

¿Cómo podría la gente normal llevar un estilo de vida más sostenible? Los ciudadanos suelen estar encantados de reciclar los residuos cuando las ciudades y los municipios les ofrecen la oportunidad de hacerlo. Por supuesto, también hay muchas otras cosas que se pueden hacer, vivas donde vivas. ThisisFINLAND te ofrece este reportaje sobre cómo los habitantes de Turku, en el suroeste de Finlandia, y de Kerava, al norte de Helsinki, han logrado hacer de la sostenibilidad una parte natural de su vida cotidiana.

Soluciones  para los dispositivos

Una mano sostiene un teléfono inteligente.

La empresa Comptek ha dado con una forma de reducir el consumo de energía de los dispositivos, y Swappie ha creado su negocio a partir del reacondicionamiento y la reventa de teléfonos inteligentes de segunda mano.
Foto: Josh Edelson/AFP/Lehtikuva

Comptek, una empresa surgida de la investigación en la Universidad de Turku, en el suroeste de Finlandia, ha encontrado una forma de reducir el consumo de energía de los componentes semiconductores compuestos, presentes, por ejemplo, en los teléfonos inteligentes, las pantallas, los dispositivos portátiles y los vehículos autónomos. Si esto se aplicase en los miles de millones de dispositivos que hay en todo el mundo, la reducción de las emisiones de CO2 sería enorme. Mientras tanto, otra empresa finlandesa, Swappie, ha encontrado un nicho sorprendentemente exitoso en la compra, restauración y venta de teléfonos inteligentes usados, prolongando la vida útil de los dispositivos. Como gran parte de la carga medioambiental de los teléfonos se crea en su proceso de fabricación, facilitar el que la gente venda o compre teléfonos usados de forma segura también se traduce en menos emisiones y menos consumo de materias primas.

Huella positiva medioambiental

Una persona abraza un árbol junto a un camino de un bosque.

A pesar de la actual proliferación de dispositivos electrónicos, seguimos dependiendo de la naturaleza en muchas maneras. Esta es una imagen del Parque Nacional de Seitseminen, al norte de Tampere.
Foto: Laura Vanzo/Visit Tampere

Seguro que has oído hablar de la huella de carbono, que mide los efectos medioambientales negativos, pero, ¿conoces la huella positiva de carbono? La Universidad de Lappeenranta, en el sureste de Finlandia, y el VTT (Centro de Investigación Técnica de Finlandia) han desarrollado y definido el término “huella positiva de carbono” (carbon handprint, en inglés) para evaluar el impacto medioambiental positivo de un producto o servicio. De hecho, la huella de carbono ha evolucionado hasta convertirse en “huella positiva ambiental”.

Lograr cero emisiones

La empresa finlandesa Wärtsilä, famosa por sus soluciones tecnológicas en los sectores del transporte marítimo y la energía, ha creado Zero Emission Marine, un proyecto cofinanciado por Business Finland. Los objetivos son la construcción de un ecosistema de transporte marítimo de cero emisiones y el desarrollo de soluciones tecnológicas sostenibles para el sector energético. Así reducirán sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 60% para 2030, y todos los productos del ecosistema serán neutros o negativos en carbono para 2050.

Un mundo circular

En la imagen, el logotipo del Foro Mundial de Economía Circular 2022.

Fundado en 2017 por Sitra, el Fondo Finlandés de Innovación, el Foro Mundial de Economía Circular se celebrará en Ruanda en 2022.
Ilustración: Topias Dean/Sitra

El Foro Mundial de Economía Circular “reúne a líderes empresariales, responsables políticos y expertos para presentar las mejores soluciones de economía circular del mundo”, según su organización fundadora, Sitra, un fondo de innovación finlandés centrado en el estudio y la investigación orientados al futuro. El evento se celebró por primera vez en Helsinki en 2017, y tendrá lugar en Ruanda en 2022. “En una economía circular justa y competitiva”, dice Sitra, “todo el mundo puede utilizar, crear y beneficiarse económicamente de aquellos servicios que se fundamentan en el hecho de compartir, alquilar o reciclar”.

¿Edificios más grandes hechos de madera?

Un edificio de viviendas de cuatro plantas.

El barrio de Linnanfältti de la ciudad de Turku, en el suroeste de Finlandia, es un nuevo complejo de edificios de apartamentos de baja altura construidos con madera.
Foto: Wellu Hämäläinen

El periódico británico The Guardian ha citado datos que indican que el hormigón representa entre el 4 y el 8% de las emisiones totales de CO2 del mundo. La madera supone una buena alternativa para la arquitectura. Aunque lleva utilizándose mucho tiempo en la construcción de viviendas, los nuevos procesos también hacen de la madera un material viable cuando se trata de edificios de apartamentos de varias plantas y otros grandes espacios. La madera es ligera, fuerte y sostenible.

Abrir camino a la construcción en madera

Situada al oeste de Helsinki, la Universidad Aalto ofrece un programa de estudios de un año sobre el uso de la madera en la arquitectura y la construcción. En el barrio de Honkasuo, al norte de Helsinki, las casas de madera recién construidas son un buen ejemplo de la planificación urbana basada en los principios de construcción con bajas emisiones de carbono. En el proyecto piloto de cinco edificios de viviendas, llevado a cabo por el Ministerio de Medio Ambiente, se seleccionaron aquellos materiales y métodos de construcción que mantenían la huella de carbono lo más reducida posible.

El sol ilumina los vehículos eléctricos

Un coche en cuya superficie se aprecian formas rectangulares.

Si te fijas, observarás que las unidades rectangulares de células solares de la empresa finlandesa Valoe están perfectamente integradas en la superficie metálica de este automóvil de la alemana Sono Motors.
Foto: Valoe/Sono

Las unidades de células solares de Valoe, una empresa radicada en la ciudad finlandesa de Mikkeli, están en fase de pruebas en los vehículos eléctricos autocargables de la empresa alemana Sono Motors. Además, Valoe está desarrollando sistemas solares integrados para los transbordadores urbanos eléctricos que la empresa Eker Design construye en Noruega.

Carga rápida y eficiente

Kempower es un proveedor finlandés de tecnología de recarga de vehículos eléctricos que ha lanzado sus productos en el mercado norteamericano. Gracias a sus cargadores, el proceso de carga es más rápido que en la mayoría de los puntos de recarga ya existentes en el país.

La tarea de reciclar ropa de trabajo

Touchpoint fabrica ropa de trabajo para los trabajadores de la sanidad, el comercio minorista, la hostelería y la limpieza. La empresa hace hincapié en la sostenibilidad de sus materiales, utilizando poliéster y algodón reciclados, así como fibra fabricada con celulosa de madera, producida por Spinnova, otra joven empresa de Finlandia. En cuanto a la ropa de trabajo ya desgastada y que ha de ser desechada, la filial de Touchpoint, Rester, ha puesto en marcha una planta de reciclaje textil en Paimio, en el suroeste de Finlandia, donde produce fibras recicladas que pueden convertirse en hilos, tejidos, aislantes, paneles acústicos, etc. De este modo, Touchpoint puede librar a sus clientes de la ropa vieja de trabajo, además de venderles ropa nueva. Una de las inversoras en Touchpoint es Taaleri, una empresa finlandesa de gestión de activos, fundadora del primer fondo de capital privado del mundo centrado en la economía circular.

La naturaleza tiene las respuestas

Una baya naranja entre otras pequeñas plantas de un pantano.

Los camemoros no siempre son fáciles de encontrar en los pantanos del norte.
Foto: Reijo Haukia/Lehtikuva

El camemoro o mora de los pantanos, que crece en los pantanos del norte y es muy apreciado por su delicado sabor, tiene el aspecto de una frambuesa anaranjada de gran tamaño. El Hospital Universitario de Helsinki, el VTT (Centro de Investigación Técnica de Finlandia), la Universidad de Turku y sus socios han descubierto que los compuestos derivados de las semillas de camemoro muestran una importante actividad antimicrobiana contra la SARM, una bacteria hospitalaria resistente a los antibióticos. Esto podría ayudar a tratar y prevenir las infecciones por SARM. Mediante un proceso patentado y respetuoso con el medio ambiente, los investigadores han logrado extraer los compuestos de los “flujos laterales”, es decir, de aquellas partes de las bayas que habitualmente no serían utilizadas por la industria. Según los investigadores, hay otras plantas finlandesas que podrían contener compuestos similares aún más eficaces.