Linda Liukas les enseña a los críos la poesía de la codificación

Ayudar a los niños a aceptar la tecnología con valentía es la misión de Linda Liukas, gurú y pionera de la educación tecnológica en Finlandia.

Lee el artículo

Como una Ada Lovelace del s. XXI, Linda Liukas enseña la poesía de la programación a través de los cuentos de hadas.

Con su coleta pelirroja, sus pecas y su risa encantadora, es fácil ver por qué a Linda Liukas, de 31 años, se la describe como “una Pipi Calzaslargas friki“. Al igual que la rebelde heroína pelirroja de los libros infantiles de Astrid Lindgren, Liukas no le tiene miedo a nada, es cautivadora y ferozmente inteligente. Cuando se trata de empoderar a los niños, es capaz de levantar un caballo con una mano.

Vestida con pantalones de piel sintética ajustados y zapatillas de deporte, entra como si nada en Löyly —el nuevo bar sauna de moda a la orilla del mar en Helsinki— atrayendo a su paso las miradas como un imán. Hablando sin parar, saca de una abultada bolsa el motivo de su entusiasmo: acaba de salir nada menos que de la presentación de su último libro, Hello Ruby: Expedition to the Internet (Hola, Ruby: Una expedición a Internet, 2017).

El libro es el tercero de su premiada serie Hello Ruby, en la que desmitifica la programación y enseña a los niños los conceptos básicos del pensamiento computacional. La serie fue recientemente galardonada con el primer premio de diseño de China, el prestigioso Design Intelligence Gold Award, valorado en 130 000 euros.

La alfabetización del s. XXI

“Necesitamos que todo tipo de gente participe, empezando por los niños”, dice Linda Liukas.Foto: Elina Manninen/Keksi

Pero describir a Linda Liukas como una “autora infantil de éxito” sería como decir que Steve Jobs “vendía ordenadores”. Es una mujer pionera con múltiples talentos y con la misión de motivar a los niños a que se expresen a través de la tecnología.

“Ya me habría gustado a mí cuando estaba creciendo, que hubiera un libro como Hello Ruby. La programación es la alfabetización del s. XXI y, aunque cada vez son más los problemas del mundo que empiezan a parecer problemas de software, los diseñadores de software no los pueden solucionar ellos solos. Necesitamos que todo tipo de gente participe, empezando por los niños”, dice.

“Cuando yo era pequeña había que elegir entre arte y matemáticas. Pero, ¿por qué no elegir ambos? Los ordenadores están pensados para solucionar todo tipo de problemas. Yo creo que lo que estoy haciendo es ofrecer a los niños herramientas de pensamiento creativo, no simplemente enseñarles a programar”.

La pasión de enseñar tecnología a los niños

Todo vale para que los críos aprendan a codificar: en “Hello Ruby” cualquier método sirve, incluso las actividades de cortar y pegar al viejo estilo.Foto: Otso Kaijaluoto

Su periplo de friki a escritora famosa a nivel mundial ha sido “una aventura llena de casualidades”, alimentada por su pasión infantil por la lectura, el dibujo y la informática.

“A posteriori, parece obvio que esos tres hilos se hayan unido en mi trabajo actual”.

Mientras que las demás chicas pegaban en su habitación pósteres de estrellas del rock, Linda Liukas estaba “enamoriscada” de Al Gore.

“Era un poquito excéntrica.  Aprendí a programar yo sola para poder crear la página web del club finlandés de fans de Al Gore, con solo 13 años”, recuerda entre risas.

Su pasión por la tecnología se convirtió en verdadero amor cuando sus hermanos y ella desmontaron pieza a pieza el ordenador portátil de la familia, a principios de los años noventa.

“Al manipular los ordenadores me di cuenta de que la programación podía ser una herramienta creativa para construir mundos. Mi curiosidad sin límites por la tecnología procedía de mi propia casa”.

Las Rails Girls se hacen globales

Extractos nuestra entrevista a Linda Liukas, realizada en la terraza de Löyly, un bar sauna localizado en Helsinki. Video: ThisisFINLAND Magazine

Su feroz apetito por aprender la llevó a realizar un programa de estudios diverso, que entre otras cosas incluía filosofía, administración de empresas, francés y periodismo visual. Tras estudiar en Stanford, tuvo otro momento de inspiración.

“En Estados Unidos vi cómo la gente utilizaba de verdad la tecnología para cambiar el mundo. Aquello inspiró la creación de Rails Girls como una forma de lograr que las mujeres se involucraran en la TI”.

Rails Girls es ahora una iniciativa global que enseña a las mujeres los fundamentos básicos de la programación. La comunidad, sin ánimo de lucro, organiza talleres y proporciona a las mujeres acceso a la tecnología como plataforma para dar rienda suelta a su imaginación.

Ruby lo explica todo

“Se trata simplemente de comunicación”, dice Linda Liukas.
Foto: Vesa Tyni

Después de Rails Girls surgió Hola Ruby, una idea que nació mientras Linda Liukas aprendía el lenguaje de programación de código abierto Ruby. Siempre que tenía problemas para entender un principio, dibujaba a una niña pelirroja y se preguntaba a sí misma: “¿Cómo lo explicaría Ruby?”

El primer libro logró reunir 380 000 dólares en Kickstarter, convirtiéndose en el libro infantil que más financiación había conseguido en la plataforma hasta el momento. Hello Ruby: Adventures in Coding (2015) ya ha sido publicado en 22 idiomas, al menos.

La tercera entrega de la serie es un intento pionero para conseguir acercar la red a los niños.

“La forma pesimista en que habitualmente se presenta Internet hace que parezca un lugar oscuro y peligroso. Mi libro muestra que se trata simplemente de comunicación”, afirma.

“Yo la presento como un castillo de nieve, una metáfora que la hace más cercana. Siempre me han gustado los cuentos de hadas, por eso enseño a los niños a través de historias”.

Una mezcla de Ada Lovelace y Pequeña My

Ruby les enseña un ratón a sus lectores.Ilustración: Linda Liukas

Cuando le preguntamos sobre qué cualidades personales son las que la han convertido en una inspiración para los niños de todo el mundo, Liukas responde vehemente:

“¡Soy curiosa! Y cuando me topo con algo interesante, me entusiasmo de verdad”, afirma con una amplia sonrisa, para dejar clara su idea.

“Mi tercer punto fuerte es la confianza. Tengo un fuerte sentido del ‘Sí, puedo hacerlo’. Es el legado de mi infancia. Crecí leyendo los libros de Tove Jansson y Astrid Lindgren. La Pequeña My y Pippi Calzaslargas son mis mentoras. En Escandinavia siempre hemos tenido una gran variedad de ejemplos de diferentes roles“.

A Liukas se la describe con frecuencia como una abanderada del empoderamiento femenino, pero ella insiste en que su mensaje central no es el feminismo, sino la diversidad.

“Me encanta cuando los niños pequeños en Japón me dicen que su personaje favorito es Ruby, y no el personaje masculino, Django. Es genial que los chicos acepten a una chica como heroína. Mi intención es acercar a las chicas al mundo de la tecnología, pero también ayudar a los chicos a aceptar diferentes identidades, a que sean enfermeros si quieren serlo”.

Yoga y unicornios

En la imagen vemos que, para codificar, primero hay que enseñarles a los chips del ordenador cómo tienen que comportarse. Ilustración: Linda Liukas

Liukas lee al menos un libro a la semana y devora títulos y autores que van desde Harry Potter hasta Hemingway. Sus fuentes de inspiración son eclécticas, desde el yoga y la pizza del viernes por la noche, hasta las brillantes decoraciones de unicornios.

“Paso tanto tiempo delante del ordenador, que necesito conectar con las cosas simples, y estas actividades me ayudan a mantener los pies en el suelo. Por otro lado, mi trabajo y mi vida personal están muy entremezclados. Intento ser como Tove Jansson, que veía el arte y la vida como una misma cosa”.

Embajadora de Edutech

La charla sobre niños y computación que Linda Liukas dio para TEDx ha sido vista hasta el momento por casi dos millones de visitantes, solo en la web de TED.
Video: TED

Liukas desempeñó un papel fundamental logrando que la programación formara parte del plan de estudios finlandés. En la actualidad ofrece servicios de asesoría a lo largo y ancho del mundo, colaborando activamente con educadores de Estados Unidos en un programa educativo de la Ciudad de Nueva York y también con maestros en Japón.

Entre otros proyectos que ya están en marcha, está el próximo lanzamiento de Hola Ruby en chino. También está trabajando en su cuarto libro, que trata sobre la inteligencia artificial.

Pero si hay algo claro, sin ninguna duda, es que nada detendrá a Liukas en su cruzada para conseguir un mundo mejor utilizando la tecnología, ya sea como escritora, ilustradora, programadora o educadora.

“Mi identidad profesional es muy flexible. Los humanos no somos binarios, como los ordenadores. Como dijo Walt Whitman, todos contenemos multitudes”.

Citas inspiradoras de Linda

En la tercera entrega de “Hello Ruby”, los personajes de Linda Liukas se van de expedición por internet.Ilustración: Linda Liukas

  • “Imaginemos un mundo donde las Ada Lovelace del mañana crezcan siendo optimistas y valientes ante la tecnología, y la utilicen para crear un mundo nuevo, un mundo que será maravilloso, fantástico y un poquitín raro”.
  • “Todos deberíamos acostumbrarnos a caer hacia delante. Todo el mundo se cae, todo el mundo tropieza, antes o después. La programación enseña a tolerar los fallos”.
  • “El mayor cambio se produce en la infancia. El mundo cambia cuando los niños lo cambian”.
  • “Si la programación es la nueva lingua franca, en lugar aprender gramática, todos deberíamos aprender poesía”.

Más supermujeres tecnológicas finlandesas

Por Silja Kudel, ThisisFINLAND Magazine 2018

También en thisisFINLAND

Enlaces