¡La primavera viene de dulce! Pasteles de embudo, berlinesas e hidromiel para el Primero de Mayo finlandés

¿Qué es un “pastel de embudo” y qué aspecto tiene en su versión finlandesa? ¿Y cuál es la fecha indicada para comerlo, según las normas culturales? Hemos indagado un poco sobre los manjares típicos del Primero de Mayo, una fiesta que en Finlandia es, sin lugar a dudas, la más grande y la más loca de todo el año.

Lee el artículo

Cada año, el 30 de abril y el 1 de mayo, los finlandeses sienten la irresistible tentación de las masas fritas y los vinos espumosos, propios de tan festivas fechas.

El Primero de Mayo se conoce como Vappu en finés y Valborg en sueco, lengua que también es oficial en Finlandia. El 1 de mayo es también el Día del Trabajo, en honor a los trabajadores, pero durante generaciones la fiesta de Vappu ha significado la celebración durante dos días de la llegada de la primavera, toda una efusión de emociones festivas marcadas por esta fiesta. Son varias las comidas y bebidas clásicas que van asociadas a Vappu.

Sin “tippaleipä” no hay diversión

Un pastel de embudo de Primero de mayo, o “tippaleipä” tiene la forma de una madeja y el tamaño de un puño, es muy crujiente y va recubierto de una fina capa de azúcar glas.Foto: Ossi Lehtonen/Lehtikuva

Los pasteles de embudo del Primero de Mayo se llaman en finés tippaleipä, literalmente “pan de gotas”. Se elaboran vertiendo la masa a través de un embudo o con la ayuda de una manga pastelera, y friéndola en aceite. El resultado es un pastel con forma de madeja, del tamaño de un puño y muy crujiente, recubierto de una fina capa de azúcar glas.

Los tippaleipä no faltan en ninguna tienda de comestibles desde principios de abril. Algunas confiterías tienen a gala el ser continuadoras de una larga tradición, como la empresa Fazer, fabricante de productos de panadería, pastelería y chocolate, la cual se enorgullece de llevar confeccionando estos pasteles con la misma receta desde los años 60.

Muchos finlandeses prefieren hacerlos en casa en lugar de comprar los surtidos que vienen en cajas. Los puristas, naturalmente, dirán que el mejor tippaleipä es el que está calentito y recién hecho.

¡Azúcar!

¡Venga fiesta! En Vappu no es extraño toparse con un oso que vende globos. Al de la foto lo pillamos trabajando, en el centro de la ciudad de Tampere (sur de Finlandia central).Foto: Laura Vanzo/Visit Tampere

Las berlinesas también se fríen y es típico comerlas en Primero de Mayo. En su versión finlandesa se las llama munkki. La palabra significa “monje” o “fraile”, ya que según la leyenda su nombre se refiere al color marrón oscuro de los hábitos monásticos, o quién sabe si a la forma redondeada de los regordetes monjes. Un munkki tiene algo más de sustancia que los habituales dónuts al estilo norteamericano.

Hay muchas variedades de los dos estilos, el leudado y el pastel, a veces rellenos de mermelada o cubiertos de glaseado. Sea como sea, el tradicional munkki de Primero de Mayo es una sencilla berlinesa con levadura, frita y rebozada en azúcar.

Las tiendas de comestibles venden berlinesas de tamaño normal, y otras más pequeñas y con forma de rosquilla, pero muchos finlandeses prefieren prepararlas en casa. Lo más habitual es hacerlas la misma mañana del Primero de Mayo, para llevarlas a los pícnics que se celebran por la tarde.

El hidromiel es una bebida alcohólica muy antigua que se prepara a partir de la fermentación de la miel en agua. Finlandia tiene su propia y singular variedad de Primero de Mayo, llamada sima. La versión moderna finlandesa suele tener un contenido de alcohol bastante bajo y se elabora con azúcar en lugar de miel.

Al mismo tiempo que las cajas de tippaleipä aparecen en las estanterías de los supermercados, aparece también una docena de variedades de sima, de diferentes marcas, pero con similares características. Siempre es dorada o de color marrón claro y la fermentación por la levadura hace que tenga burbujas. Tiene un sabor a limón y uvas pasas muy característico. Las versiones de la vieja escuela son sin filtrar, lo que les da un aspecto algo más turbio a causa de la levadura.

El tiempo es lo de menos, si hay “sima” y champán

Hay gente que celebra los pícnics del Primero de Mayo a lo grande, trayéndose muebles y manteles blancos de casa para comer a su gusto en el parque. Foto: Jussi Nukari/Lehtikuva

Las uvas pasas son muy importantes si uno desea preparar su propia sima, porque cuando la levadura fermenta se les adhieren pequeñas burbujas, y cuando las pasas flotan en la superficie, es que la sima ya está lista para beber.

Y, no sea que nos vayan a culpar de descuidados, tendremos al menos que mencionar algo que es obvio: el champán y otros vinos espumosos también gozan de gran popularidad en Vappu.

El Primero de Mayo se caracteriza por sus pícnics, a no ser que llueva o nieve, cosa que por otra parte parece no importarle a una cantidad significativa de fiesteros devotos, para los cuales el tiempo no es excusa. Y aunque algunos años hemos sido testigos de nevadas en Primero de Mayo, diremos también que en nuestro recuerdo hay muchos más Vappu que han resultado cálidos y soleados.

Los platos típicos que los finlandeses preparan para el pícnic son: albóndigas, perritos calientes, ensaladilla de patata, arenques en salmuera y patatas nuevas cocidas. A veces incluso asan las salchichas en el parque, en parrillas portátiles. No es raro ver en el parque de Kaivopuisto —situado junto al mar, en Helsinki— a gente que se toma grandes molestias para que la ocasión resulte de lo más especial, instalando toldos y mesas cubiertas con manteles blancos.

A pesar de la gran variedad de platos que la gente sirve en los pícnics de Primero de Mayo, desde los tentempiés hasta la alta cocina, la fiesta no estaría completa sin estos tres clásicos: tippaleipä, munkki y sima. ¡Si eres un cocinero intrépido, puedes celebrar tu propio Primero de Mayo a la finlandesa, sin importar en qué parte del mundo estés!

Por David J. Cord, abril de 2018

También en thisisFINLAND

Enlaces