¡Qué animalada! Aprende expresiones en finés

Palabras salvajemente largas, una gramática compleja, refranes herméticos: el finés es un idioma tan lleno de rarezas fascinantes, que resulta todo un reto para quien lo estudia. Hagamos una breve pausa para elevar tu finés hasta nuevas cotas de autoexpresión animal.

Lee el artículo

Veli Holopainen, experiodista y explorador confeso de los oscuros meandros de la lengua finlandesa, publicó hace poco —para regocijo de sus seguidores— un tuit en el que destacaba los verbos finlandeses basados en nombres de animales (su nombre de usuario es @VeliHolopainen).

La idea rectora era que el nombre del animal “apareciese en la forma infinitiva del verbo”. Jänistää (acobardarse, tener miedo ante algo), contiene la palabra jänis (liebre), pyytää (pedir, cazar), contiene el sustantivo pyy (grévol común), un ave de caza muy habitual en Finlandia, mientras que pukata (darle un cabezazo a algo, como en el fútbol) viene de pukki (macho cabrío o cabra).
Curiosamente, en Finlandia tenemos una estrella del fútbol que se llama Teemu Pukki. Así que podemos decir que Teemu Pukki pukkasi palloa, “Teemu Pukki le propinó un cabezazo al balón”.

Derivadas y complejas

El futbolista finlandés Teemu Pukki (con camiseta amarilla) marcando un gol de cabeza a favor de su equipo, el Norwich City, en la portería del Stoke City. El verbo finlandés pukata, que quiere decir “dar un cabezazo” (a un balón, por ejemplo), procede de pukki, que en finés quiere decir “macho cabrío” o “cabra”, y que casualmente también es el apellido del jugador.
Foto: Carl Recine/Reuters/Lehtikuva

Inevitablemente, la parte animal del finés también tiene sus complicaciones. «Dada la presencia de la naturaleza en la vida cotidiana de Finlandia, resultaría tentador decir que los verbos finlandeses y los nombres de animales comparten una misma etimología, pero ese no es siempre el caso», nos aclara Ulla-Maija Forsberg, catedrática y directora de KOTUS, el Instituto de los Idiomas de Finlandia.

La catedrática opina que, comparada con otras lenguas, la finlandesa tal vez tenga más homónimos —palabras que tienen una misma raíz u ortografía, pero cuyos significados son diferentes— que palabras con una misma ortografía y significado.

«En el finés hay muchas palabras derivadas, de manera que de una raíz salen un montón de términos, aunque con diferentes significados», nos explica Forsberg. «Por eso puede parecer que esos nombres de animales guardan relación».

No te dejes confundir

En finés, los términos poro (reno) y porottaa (brillar) no tienen nada que ver, aunque el sol brille sobre estas esculturas de renos de Timo Heino, delante de la grandiosa Biblioteca Oodi de Helsinki.Foto: Martti Kainulainen/Lehtikuva

La cruda realidad es que varistaa (caer) no viene de varis (corneja), y que el verbo hirvittää (horrorizarse) no viene de hirvi (alce), como porottaa (brillar) no tiene relación alguna con poro (reno). Pero bueno, que esto no te impida seguir diciendo Aurinko porottaa, “el sol pega fuerte”.

Y tampoco te dejes confundir por verbos como kanavoida o emuloida, aunque parezcan incluir las palabras kana (gallina) y emu (sí, un emú). En realidad quieren decir “canalizar” y “emular”, que son dos préstamos. Kanavoida viene de kanava (canal) y emuloida emula a la palabra latina “aemulāre”.

(El artículo continúa después de la tabla).

Verbos animales

Nombre del animal en finés Español Verbo en finés Español Origen
ahma glotón ahmaista zampar, glotonear, comer deprisa el verbo procede del nombre del animal
hirvi alce hirvittää aterrorizarse homónimo, casualmente suena parecido
hukka lobo hukata perder, desperdiciar el nombre del animal proviene del verbo
jänis liebre jänistää acobardarse el verbo procede del nombre del animal
karhu oso karhuta exigir el pago de algo el verbo procede del nombre del animal, préstamo
katka crustáceo katkaista cortar, interrumpir el nombre del animal procede del verbo
kettu zorro kettuilla acosar, conspirar eufemismo
kotka águila kotkata agarrar el nombre del animal procede del verbo
kurki grulla kurkistaa asomarse, ponerse de puntillas para ver algo homónimo
kyy víbora, serpiente kyyditä llevar a alguien, ofrecerle transporte a alguien homónimo
poro reno porottaa brillar con fuerza homónimo
pukki macho cabrío pukata dar un cabezazo, hacer un pase de cabeza el verbo procede del nombre del animal
pyy grévol común pyytää pedir algo, cazar el verbo procede del nombre del animal
repo zorro repostella criticar homónimo
saivare piojo saivarrella buscarle tres pies al gato, encontrarle faltas a todo el verbo procede del nombre del animal
varis corneja varistaa caer homónimo

Hay un montón de palabras y expresiones que te ayudarán a progresar una animalada en tu finés, elevándolo a las cotas más altas de expresión. Ketunhäntä kainalossa, que literalmente podría traducirse como “con la cola del zorro bajo el brazo”, sirve para describir a alguien cuyas intenciones no son honestas. Y cuando estás jäniksen selässä, quiere decir que vas “a lomos de una liebre”, o sea, a toda prisa.

La Laponia finlandesa, que ocupa el tercio norte del país, es el territorio de los renos. Allí dicen que cualquier distancia puede expresarse en términos de poronkusema, o “meadas de reno”, que es la distancia que un reno aguanta tirando de un trineo si pararse a orinar. Habitualmente suele necesitar un descanso cada 7,5 kilómetros, como mucho, cosa que es bueno saber si alguien te dice que el bar más cercano —o la tienda, o el punto de recarga para móviles está a diez poronkusemaa.

Y ya que estás en el norte, si tienes suerte, a lo mejor puedes ver los revontulet —los fuegos de zorro— es decir, la aurora boreal.

By Carina Chela, July 2019