El futbolista finlandés Teemu Pukki se anota una gran temporada

Los aficionados del Club de Fútbol Norwich City y de la selección nacional de Finlandia tienen algo en común —o más bien alguien— sobre quien cantar.

Lee el artículo

Se ha ganado a pulso su propia canción —un estribillo, para ser exactos— y no sería de extrañar que en la primavera de 2020 empiecen a a ponerle su nombre a a unos cuantos nenes en el condado inglés de Norfolk.

Si no tiene partido el 6 de diciembre, que en Finlandia es el Día de la Independencia, no sería extraño verlo en Helsinki, entre las personalidades que hace cola para estrecharle la mano a la pareja presidencial durante la Gala del día de la Independencia.

El fútbol finlandés ya tiene un nuevo héroe, y se llama Teemu Pukki.

Un fútbol rentable

El finlandés Teemu Pukki le mete un gol al portero del Wigan Athletic, Christian Walton, durante un partido celebrado en abril de 2019.Foto: Carl Recine/Reuters/Lehtikuva

Uno de los significados de su apellido en finés es “cabra”. Pero las actuaciones que ha llevado a cabo para su club, el Norwich City, ganador de la segunda categoría del Sky Bet English Championship, no tienen nada que ver con las cabras. A lo largo de la temporada 2018-2019 marcó nada menos que 29 goles para su equipo.

El Norwich ratificó su liderazgo en el Campeonato antes de que se celebrase el último partido de la serie, obteniendo así su ascenso automático a la Primera División. Durante la temporada 2019-2020, Pukki —Jugador de la Temporada 2018-19 del Norwich y del Campeonato, y Jugador del Año de la Asociación Finlandesa de Fútbol 2018-19, tendrá que medirse con figuras de la talla de Mo Salah, jugador del Liverpool, Sergio Agüero, del Manchester City, o Harry Kane, del Tottenham.

El Norwich City está de suerte. Arietes tan eficaces como Pukki, capaces de atacar semana tras semana la portería contraria, suelen salir caros, rara vez por menos de decenas de millones de euros, pero Teemu Pukki no le costó nada al club. Su traspaso desde el Brøndby de Dinamarca, donde había marcado 55 goles durante un periodo de cuatro años, fue gratuito, debido a la finalización de su contrato y a pesar de haber recibido invitaciones desde el Sevilla, el HJK de Helsinki, el Schalke 04 de Alemania y el Glasgow Celtic de Escocia.

Es justo decir que tampoco es que arrasara con todo en ninguno de los clubes citados, por lo que el fenomenal éxito que ha logrado en el Norwich ha pillado a todo el mundo por sorpresa. Habiendo marcado un tanto por cada uno de sus 29 años, tan solo le faltó uno para igualar el récord del club en goles marcados en partidos de la Liga en una sola temporada, obtenido por Grant Holt en 2010.

En el momento justo, en el lugar justo

En la imagen, durante un partido de la eliminatoria para el Euro 2020, jugando con la selección finlandesa, Teemu Pukki (izquierda) le arrebata la pelota a Gagik Daghbashyan, de la selección de Armenia.Foto: Markku Ulander/Lehtikuva

Esta aguda destreza frente a la portería ha coincidido felizmente con el positivo giro de trayectoria de la selección nacional de Finlandia, un tanto decaída desde la “edad de oro” que trajeron consigo jugadores de primera línea como Jari Litmanen y Sami Hyypiä.

Sin embargo, la cuenta de los goles internacionales marcados por Pukki, 18 en 74 apariciones (hasta el momento de publicarse este artículo, en verano de 2019) durante la década posterior a su debut en 2009, resulta modesta. Ahora Finlandia está deseosa de que Pukki repita los éxitos obtenidos para el Norwich, pero esta vez con la selección finlandesa, con el fin de lograr la clasificación para el Euro 2020. Por primera vez, el torneo tendrá lugar en 12 ciudades diferentes de 12 países diferentes a lo largo y ancho de Europa, desde Bakú, en Acerbaiyán hasta Dublín, en Irlanda.

«El momento justo, el lugar justo, el jugador justo». Con esta frase, casi un mantra, responden los aficionados del Norwich si se les pide que expliquen el éxito de Pukki. La adquisición finlandesa se adaptó inmediatamente al rápido estilo de juego del equipo, dirigido por su entrenador, el alemán Daniel Farke.

Pukki pilló a la afición desprevenida. «Los que dicen que ya lo conocían antes de que se uniera al Norwich, o bien hacen gala de unos conocimientos futbolísticos muy sólidos, o bien te están contando una patraña», escribió Jamie Woodhouse en noviembre de 2018 en Football365, un sitio internet para amantes del fútbol. La mayoría de los observadores le darán la razón.

Próxima parada: la Primera División

En el estadio de Carrow Road de Norwich, Teemu Pukki (en el centro, sosteniendo la bandera finlandesa) celebra con los hinchas el ascenso de su club a la Primera División.Foto: Adam Holt/Reuters/Lehtikuva

El club de los Canarios —es su apodo, debido a la histórica fama de Norwich en cuanto a la crianza de aves de esa especie cuyos colores, verde y amarillo, aparecen en la insignia del equipo— fue fundado en 1905 y ascendió a Primera División en 2015.

El club es famoso por ser propiedad conjunta de la conocida chef televisiva Delia Smith y su marido. Smith es famosa porque de vez en cuando agarra el micrófono del sistema de megafonía del estadio y anima a los hinchas a que hagan más ruido animando a su equipo. Su fragoroso apoyo deberá continuar durante la nueva temporada que comienza en agosto, ya que la liga de Primera División es famosa por ser una de las más duras —si no la más dura— del mundo.

Entre 2018 y 2019, Pukki  se lo trabajó más que nadie para que los hinchas cantaran sin parar en el Carrow Road, el estadio del Norwich. La letra de lo que los medios Finlandeses han llamado “la canción de Teemu Pukki” no es muy difícil de aprender.

Haz la prueba en casa: la letra es “Teemu Pukki baby, Teemu Pukki ohhh”, con la música del estribillo de Don’t you want me, el tema ochentero de The Human League.

Por Tim Bird, agosto de 2019