Slush Helsinki

Las startups en Slush tienen la clave del futuro de Finlandia

El movimiento de emprendedores de tecnología avanzada de Slush ya ejerce una gran influencia en Finlandia y fuera de ella. Y ya es un movimiento, no solo un evento: en menos de una década, el número de asistentes en Helsinki ha pasado de 300 a 16 000.

Lee el artículo

Mucha gente conoce Slush como el evento de emprendedores de tecnología avanzada que tiene lugar todos los meses de noviembre en Helsinki (30 de nov. – 1 de dic. de 2016).  También la Directora ejecutiva de Slush, Marianne Vikkula, es categórica cuando afirma que no se trata de un evento. Slush es un movimiento.

Todo empezó cuando 300 personas se reunieron en Helsinki para hablar de emprendimiento y de tecnología durante los días oscuros de invierno de 2008. El clima invernal de Finlandia no era la única razón de la oscuridad, la crisis económica mundial había irrumpido y muchos países entraban en profundas recesiones.

Estos jóvenes participantes de Slush, muchos de los cuales eran estudiantes, querían una nueva forma de vida. En lugar de tomar el camino tradicional para sus carreras y trabajar para grandes empresas, decidieron convertirse en emprendedores. Esta idea tuvo, y todavía tiene, un tremendo atractivo: en el último recuento fueron 16 000 personas de todo el mundo, entre emprendedores, inversores, estudiantes y medios de comunicación, las que participan en el Slush anual de Helsinki. Además, Slush organiza numerosas reuniones en lugares lejanos como Singapur, Shanghái o Nueva York.

La cultura del emprendimiento

Slush organiza reuniones en muchos países; hay tiempo para los negocios pero también para la diversión, como este combate con sables láser en Slush SingapurFoto: Melvin/Slush

«La mayor consecuencia que se ha producido es, sin lugar a dudas, el cambio cultural», afirma Vikkula. «Solo hay que mirar cómo ven los medios de comunicación hoy en día a los emprendedores. Es incluso más evidente en la gente joven. Su objetivo es dirigir su propio negocio».

Pekka Ilmakunnas, profesor de Economía de la Universidad de Aalto, está de acuerdo. Cree que es bueno que tanto el gobierno finlandés como los movimientos populares animen a crear tu propio negocio. Aun así, el cambio es lento y no podemos esperar milagros.

«Slush y otros esfuerzos para animar a los emprendedores dan como resultado empresas emergentes, muchas de las cuales son efímeras», declara Ilmakunnas. «De entre las que sobreviven, solamente unas pocas se desarrollan lo suficiente como para convertirse en empleadores de relevancia. Es importante tener empresas emergentes, pero no podemos esperar que resuelvan rápidamente nuestros problemas de desempleo».

Capital, talento y buena formación

En Slush, las buenas ideas planean en el aire y aparecen en las mentes de la gente como las bombillas en los dibujos animados.Foto: Jussi Hellsten

Las startups finlandesas han llamado la atención del mundo: el gigante de los videojuegos Supercell, el especialista en el Internet de las cosas Enevo y el pionero en tecnología médica Blueprint Genetics son solo unos ejemplos. Los inversores internacionales están atentos a estas empresas emergentes, así como a otras empresas jóvenes. En 2015, se invirtieron unos mil millones de euros de capital de riesgo en empresas emergentes finlandesas.

«Ahora Finlandia tiene la tasa más alta de Europa de inversión inicial de capital de riesgo en proporción al PIB», afirma Vikkula. «Muchos de esos acuerdos se establecieron en Slush. De 2013 a 2015, las reuniones de inversores en Slush tuvieron como resultado más de 500 millones de euros para financiar empresas emergentes. De ahí, las firmas finlandesas recibieron unos 200 millones de euros».

Aunque Slush ha demostrado su capacidad para atraer capital de riesgo, Vikkula afirma que está creciendo para lograr más retos. Uno de los temas más importantes es conseguir que los mejores talentos trabajen en las empresas emergentes. Explica que Slush quiere apoyar a los jóvenes finlandeses en su formación, así como atraer inmigrantes cualificados para que trabajen en Finlandia.

Ilmakunnas recalca que se adoptarán una serie de medidas para garantizar la buena salud de la economía finlandesa en el futuro.

«Hay firmas extranjeras iniciando sus actividades en Finlandia», afirma Ilmakunnas. «Sin embargo, a largo plazo también es importante tener nuevas firmas nacionales que crezcan y que aumenten la contratación. Con el tiempo, la investigación y la buena formación es lo que aporta competitividad».

Nokia todavía puede desvelar algunas sorpresas

Intentando ver qué depara el futuro: Con el stand de Nokia al fondo, un participante de Slush prueba un producto de Samsung.Foto: Jussi Ratilainen

Movimientos como Slush ejercen, con el tiempo, su propio gran efecto en la economía, pero Slush sigue siendo muy importante a nivel de las empresas individuales. Se ha convertido en un gran foro para que presenten nuevos productos. Estos grandes anuncios vinieron de nuevas empresas emergentes pequeñas, pero también de grandes corporaciones. En 2016, todo el mundo está pendiente de Nokia.

Nokia anunció su regreso a la electrónica de consumo con la tableta N1 en Slush en 2014. Ahora están volviendo al mercado de la telefonía móvil mediante un acuerdo de licencia con la compañía finlandesa HMD Global. Se ha especulado mucho que, durante Slush 2016, Nokia desvelaría sus nuevos smartphones y tabletas. Miles de nuevos emprendedores estarán felices aprendiendo sobre nuevas empresas e ideas, pero también están deseando saber qué grandes innovaciones vienen de Nokia, el viejo conocido.

Por David J. Cord, noviembre de 2016

También en thisisFINLAND

Enlaces