“A Grid”, de la Universidad Aalto, es el hogar de las empresas emergentes

En Finlandia, “A Grid” alberga 140 empresas emergentes y una pujante comunidad empresarial.

Lee el artículo

La Universidad Aalto quiere a los emprendedores. Sus florecientes programas, oficiales y extraoficiales, están ayudando a muchas personas en el inicio y la gestión de sus propias empresas.

Cada otoño, los estudiantes de la Universidad Aalto organizan en Helsinki uno de los congresos para start-up más destacados internacionalmente, llamado Slush.

La Universidad Aalto incluso ha construido un hogar para las empresas emergentes. Se trata de A Grid, un edificio de 25 000 metros cuadrados, situado en su campus de Otaniemi, al oeste de Helsinki.

A Grid dispone de oficinas para otros grupos del ecosistema start-up, como compañías multinacionales, la Agencia Espacial Europea y el primer Laboratorio de Innovación Tecnológica de las NU del mundo. A pesar de su juventud, las empresas innovadoras son lo más apasionante de A Grid, así que vamos a echarle un vistazo a tres de las start-up más llamativas que alberga.

Más allá del campo visual

En Otaniemi, al oeste de Helsinki, no es raro ver al dron autónomo de reparto de Third Space Auto sobrevolando el campus de la Universidad Aalto.
Foto por cortesía de A Bloc y Third Space Auto

Aunque la entrega de comida a domicilio no es nada nuevo en el mundo, lo que es inusual —al menos por el momento— es que sea un dron autónomo quien se encargue de ello. Third Space Auto ya ha demostrado sus habilidades repartiendo pequeños paquetes por medio de drones en todo el campus de la Universidad Aalto.

«Para un dron no es sencillo volar más allá del campo visual sin un operador », nos explica Arshia Gratiot, una de las fundadoras de Third Space Auto. «Nosotros construimos la plataforma que posibilita los vehículos autónomos. El dron tiene que saber adónde y cómo volar, y también cómo aterrizar. Puede darse el caso de que, aunque disponga de un punto de aterrizaje, haya una persona en él, justo en ese momento».

Third Space Auto utiliza IA para que, en el caso de reconocer una posible colisión —imaginemos que haya un tendido de cables o una persona en el punto de aterrizaje—, los drones puedan planificar por sí solos una nueva ruta.

«Para un dron no es sencillo volar más allá del campo visual sin un operador », nos explica Arshia Gratiot, una de las fundadoras de Third Space Auto.
Foto: Third Space Auto

«No se trata simplemente de que te traigan a casa tu burrito», dice Gratiot. También estamos poniendo a prueba barcos autónomos para que que recojan plástico del agua. Incluso funciona como sistema de gestión de flotas, si se trata de varios drones».

«Venir a A Grid es la mejor decisión que he tomado. Tienen un grupo joven y dinámico que nunca dice “no, aquí no puedes probar esa tecnología”. He llegado a traerme al trabajo a mis dos hijos y nadie se ha quejado de que anden por aquí jugando. El ambiente es muy solidario».

El Airbnb de la educación

Los fundadores de Superlect, (de izda. a dcha.) Anton Valle, Antti Jäänvirta y Sampo Leino, afirman que no hay que ponerse nervioso si uno tiene que aprender nuevas habilidades para mantenerse en el mercado laboral.
Foto: Superlect

La filosofía en que se basa Superlect es simple: emparejar a instructores con habilidades particulares con estudiantes que precisamente buscan esos conocimientos. Lo que comenzó como un simpe curso para periodistas sobre cómo usar una nueva cámara y un equipo de edición, ahora ya abarca cientos de materias.

«Nos estamos centrando en habilidades que tiene que ver con el lugar de trabajo y la carrera, como la contabilidad, la comunicación, o las ventas», nos cuenta Antti Jäänvirta, director general de Superlect. «Por ejemplo, alguien a quien se le da bien conseguir el puesto de trabajo perfecto en una búsqueda de empleo puede inscribirse para dar una clase en la materia y que se le pague por ello. Los estudiantes puntúan al profesor, así que la gente sabe la calidad que ofrece».

Si alguien está buscado aprender una nueva habilidad, solo tiene que introducir las palabras clave para ver qué hay disponible en su zona. Superlect también está explorando el uso de su solución entre las empresas. Un exbombero que trabaje en tu oficina podría entrenaros a todos en el uso correcto de los extintores, por ejemplo.

«Una universidad puede tardar hasta ocho años en obtener los primeros licenciados en un nuevo campo», afirma Jäänvirta. «Nosotros podemos empezar a formar gente en una nueva habilidad en ocho minutos. Las expectativas en cuanto al futuro del trabajo suelen ser negativas. Aprender nuevas habilidades no debería suponer una preocupación para nadie».

Tomar mejores decisiones

El equipo principal de Inforglobe (de izda. a dcha. : Sami Kärnä, Valtteri Frantsi, Joonas Rajamäki, Juha Törmänen y Mikaeli Langinvainio), ha creado un software que reúne a las partes interesadas de un conflicto para analizar la situación y considerar el posible camino a seguir. Foto: Inforglobe

Inforglobe produce soluciones de software para el análisis participativo y la toma de decisiones. La empresa nació en el exigente mundo de la resolución de conflictos internacionales y ahora tiene su sede en A Grid.

«Trabajamos con Crisis Management Initiative (CMI), la agencia de paz fundada por Martti Ahtisaari, expresidente de Finlandia y Premio Nobel de la Paz», nos cuenta Mikaeli Langinvainio, director general de Inforglobe. «Con la CMI hemos trabajado en 15 países alrededor del mundo».

La idea es reunir a todas las partes interesadas para analizar la situación y considerar el posible camino a seguir. Se trata de una herramienta visual que muestra en su totalidad las diferentes opiniones, sus diferencias y el porqué de ellas. La belleza de esta herramienta es que también puede funcionar en el contexto del sector privado.

«Imaginemos un gran proyecto de construcción, con participación múltiple», explica Langinvainio. «Hay conflictos en las prioridades y en la agenda entre los contratistas, e incluso entre los ciudadanos. Esta es una manera de incorporar los diferentes puntos de vista, gestionar el riesgo y tomar decisiones de mejor calidad».

David J. Cord, noviembre de 2019

Enlaces