Adictos a la tele de todo el mundo se enganchan a las series finlandesas

Ya se trate de dramas de hospital, de series de ciencia ficción o policíacas, los programas finlandeses más populares están llegando a las pantallas internacionales de televisión como nunca antes lo habían hecho.

Lee el artículo

En el mundo cada vez hay más gente enamorada de los programas de televisión finlandeses.

Jóvenes hermosas del Helsinki de hoy, con poderes sobrenaturales. Malvados sátiros, directamente salidos de la mitología griega y deseosos de darles caza. Y por si fuera poco, para poder sobrevivir, las jóvenes deben mantener relaciones sexuales por lo menos una vez al mes. ¿Les suena interesante? Se trata de Ninfas, una serie de televisión finlandesa que ya tiene seguidores en todo el mundo.

Desde Japón hasta Italia, las hermosas jóvenes que protagonizan la serie Ninfas están atrapando con sus poderes sobrenaturales a todas las audiencias.Foto: : Fisher King Production

Jóvenes hermosas del Helsinki de hoy, con poderes sobrenaturales. Malvados sátiros, directamente salidos de la mitología griega y deseosos de darles caza. Y por si fuera poco, para poder sobrevivir, las jóvenes deben mantener relaciones sexuales por lo menos una vez al mes. ¿Les suena interesante? Se trata de Ninfas, una serie de televisión finlandesa que ya tiene seguidores en todo el mundo.

“Tradicionalmente, los programas finlandeses de terror y ciencia ficción siempre han tenido mucha fuerza”, nos cuenta Johanna Karppinen, directora general de Audiovisual Finland. “Ninfas, producida por Fisher King Productions, acaba de ser comprada en Alemania, por ejemplo”.

Los espectadores que están disfrutando de estas sensuales y misteriosas ninfas van de Japón a Italia, y pronto serán muchos más los afortunados. Los derechos de traducción de las novelas en que se basa la serie ya se han vendido desde EEUU hasta Rusia, pasando por Holanda y Brasil. Y el de Ninfas no es un caso único. Las series finlandesas se están convirtiendo en una moda que todo el mundo quiere comprar.

Fuerza dramática

Audiovisual Finland ayuda a promover el trabajo de las productoras finlandesa en los mercados internacionales, algo que en este momento los tiene muy ocupados.

“Ayudamos a los productores a establecer contactos en el extranjero, a enviar delegaciones a los congresos de TV, tenemos estrategias específicas y les proporcionamos conocimiento del mercado, ayudándoles además a crear redes”, explica Johanna Karppinen.

Enfermeras, una serie realista que se desarrolla en un hospital y cuyo nombre en finés es Syke, ha roto barreras incluso en un mercado como el sueco, tradicionalmente considerado difícil por los finlandeses.Foto: Jussi Nahkuri/YLE

En Alemania se hizo un seguimiento del mercado y sus participantes, desde el público a los organismos de radiodifusión. Se prestó atención a la toma de decisiones de las empresas, cómo se utilizaban las plataformas digitales, y cómo funcionaban los proyectos de codesarrollo y coproducción. Audiovisual Finland también ha llevado delegaciones a Cannes, al festival SXSW y al Festival de Cine de Sundance, de Robert Redford. Han tenido mucho éxito, incluso en mercados considerados como difíciles.

“Suecia siempre ha sido un mercado difícil para los contenidos de Finlandia”, afirma Johanna Karppinen. “Pero las series Nurses, de Yellow Film, y Viudas Negras, de Moskito, se han vendido bien allí. Las series dramáticas son otro de nuestros puntos fuertes”.

Matando maridos

Uno de los dramas más populares en este momento es Viudas Negras, cuyas protagonistas son tres mujeres que matan a sus maridos maltratadores y tratan de librarse de la justicia. La serie acaba de ganar el Premio Hulda a la Exportación, de Audiovisual Finland.

Una de las series dramáticas del momento es Viudas Negras, cuyas protagonistas son tres mujeres que asesinan a sus maltratadores maridos y tratan de librarse de la justicia.Foto: Else Kyhälä

“Es agradable obtener reconocimiento por el trabajo que hemos hecho para introducir nuestras series en el mercado internacional”, nos cuenta el director de Moskito, Roope Lehtinen. “Durante mucho tiempo en Finlandia ha imperado la idea de que colocar una serie en un mercado que no fuera el local era una tarea poco menos que imposible. Las cosas han cambiado recientemente, tanto para nosotros como para los demás colegas, y es bueno ver que alguien se ha dado cuenta y nos lo reconoce”.

Viudas Negras ya se ha estrenado en toda Escandinavia. Según rumores de la industria, publicados por el Hollywood Reporter, la gran cadena estadounidense CBS está desarrollando una nueva versión de la serie. Según Roope Lehtinen, es evidente que gran parte del encanto de Viudas Negras se debe a la forma en que se creó originalmente.

“Con Viudas Negras muy pronto nos dimos cuenta de que se trataba de un concepto que podía resultar atractivo a nivel internacional, así que lo tuvimos en cuenta durante todo su desarrollo”.

Conquistando Hollywood

Roope Lehtinen comenta que tuvieron que dedicar mucho tiempo y esfuerzo a aprender cómo trabajar en algunos de los mercados más complicados. Uno de los países más difíciles para ello es EEUU, pero también uno de los más importantes, debido a su tamaño. Además, no hay mejor maestra que la dura competencia

“Esta experiencia nos ha enseñado mucho sobre la forma en que los norteamericanos se acercan a las ideas originales de una serie y sobre cómo hacen de ellas una totalidad”, nos explica Roope Lehtinen. “Todo esto lo tenemos ahora en mente al crear una serie dramática”.

La serie policiaca finlandesa Viudas Negras está cautivando a espectadores de todo el mundo.Foto: Dan Castledine

“En Finlandia tenemos un cierto gusto por los conceptos originales, así que lo que nos encargan suele ser muy interesante”, concluye Roope Lehtinen. “Tratamos de desarrollar programas que tengan atractivo internacional y guiones con una narrativa de primera categoría”.

Algunas ideas son simplemente intemporales. Las mujeres hermosas e inmortales con extraños poderes eran tan interesantes para los antiguos griegos como lo son para nosotros ahora.

 

Por David J. Cord, mayo de 2016

Enlaces