Una artista del snowboard finlandés

A Enni Rukajärvi los Juegos Olímpicos no le quitan el sueño, aunque es una firme candidata a medallas en snowboard.

Lee el artículo

Enni Rukajärvi es una campeona de snowboard que no solo lucha por medallas de oro, sino que quiere disfrutar de su tabla, mejorar continuamente y saborear sus viajes por el mundo.

El snowboard se ha convertido en uno de los deportes invernales más populares de Finlandia. Muchos centros de esquí ofrecen sesiones de aprendizaje muy completas y excelentes equipamientos para los amantes del snowboard. El éxito de algunos deportistas también contribuye a la promoción de esta locura por el snowboard. Finlandia es la cuna de varios campeones mundiales de este deporte y en recientes juegos olímpicos hemos visto medallistas finlandeses en la modalidad de half-pipe masculino (Markku Koski ganó el bronce 2006 y Peetu Piiroinen la plata en 2010).

Pero en la cumbre del snowboard finlandés no están los hombres. Una de las estrellas más brillantes del equipo actual es Enni Rukajärvi, una chica de 23 años de Kuusamo, una ciudad del noreste de Finlandia. Ganadora de medallas de oro en la modalidad de slopestyle en el Campeonato mundial y en los X Games en 2011, también quedó primera en el Campeonato mundial de Snowboard de 2010.

Finlandia da cabida a los amantes del snowboard

Enni Rukajärvi tiene algunos fans especiales.

Enni Rukajärvi tiene algunos fans especiales.Foto: Harri Tarvainen

Rukajärvi puede decir muchas cosas positivas sobre Finlandia como un buen lugar para practicar el snowboard: «Aunque el número de centros no es muy grande, en Finlandia disfrutas de amplios espacios en las colinas y no tienes que esperar demasiado a que llegue tu turno.» El equipamiento de su zona, Ruka, es su favorito.

Respecto al verano finlandés, Rukajärvi dice que hay varias formas de practicar cuando la nieve se derrite: «En el centro de deportes de Vuokatti, en Sotkamo, hay un túnel de ski con un half-pipe que está abierto todo el año. También se pueden practicar saltos en rampas de agua, aunque es más útil para los esquiadores que para los que hacemos snowboard.»

Rukajärvi añade que fuera de temporada se pueden usar los gimnasios para hacer ejercicios que preparan todos los músculos para soportar los esfuerzos de la temporada de competición.

Reconoce que cuando no está en las colinas pasa «demasiado tiempo» frente al ordenador, mirando vídeos y en contacto con sus amigos. Afortunadamente, también tiene tiempo para otros deportes. «Y cada vez que voy a un sitio nuevo, disfruto dando una vuelta por los alrededores y admirando el paisaje.»

El snowboard femenino necesita más atención

Rukajärvi alardea ante la cámara.

Rukajärvi alardea ante la cámara.Foto: Harri Tarvainen

A pesar de sus grandes expectativas en la temporada actual, sus ojos buscan algo más que medallas: «Para mí lo más importante es practicar el mayor tiempo posible y mejorar mi versatilidad sobre la tabla.»

Para ella, el triunfo personal es más importante que la misma competición. Pero no está contenta con el trato que recibe el snowboard femenino. «El interés por el snowboard femenino crece, pero siguen siendo los hombres los que prácticamente acaparan la atención de los medios.»

A menudo se considera el snowboard como un deporte extremo y hay una tendencia a pensar que quienes lo practican no saben lo que es el miedo. Pero este no es el caso de Rukajärvi. «Enfrentarte por primera vez a un salto de gran dificultad o realizarlo en condiciones meteorológicas adversas da un poco de miedo», comenta.

Al preguntarle si sigue alguna rutina al preparar un descenso, responde que «Cuando estoy en la cumbre, me ajusto las correas justo antes de comenzar la bajada.»

 

Por Kasperi Teittinen, diciembre de 2013

También en thisisFINLAND

Enlaces