Desvelamos el enigma lácteo de Finlandia

Aunque la oferta de productos lácteos de un supermercado finlandés puede parecer abrumadora, no es para tanto.

Lee el artículo

Una primera visita a la sección de productos lácteos de un supermercado finlandés puede ser una experiencia abrumadora, ya que la gama de productos que en ellos se ofrece les resultará poco familiar a primera vista. Corramos el velo sutil de la industria láctea finlandesa, para que no se pierdan en el laberinto de estantes.

A los finlandeses les chifla la leche. De hecho, según un estudio reciente realizado por las Universidades de Bristol y Helsinki, la pasión láctea de Finlandia se remonta al 2500 a. C. ¿Sabían que Finlandia es una de las mayores consumidoras de leche per cápita del mundo?

“El consumo de leche es de unos 130 litros al año por persona”, puntualiza Anni Lehtonen, dietista licenciada del Consejo de Nutrición Láctea. “Eso significa 3,55 decilitros por persona, cada día”.

El amor por la leche da comienzo a una edad temprana. “Los finlandeses se acostumbran a beber y comer productos lácteos desde la infancia”, nos explica Anni Lehtonen. “Los lácteos juegan un papel protagonista en la cultura alimentaria finlandesa y también en su agricultura”.

Leche hasta en los huesos

Los finlandeses consumen unos 130 litros de leche al año por persona.

Los finlandeses consumen unos 130 litros de leche al año por persona.Foto: Consejo de Nutrición Láctea de Finlandia

Anni Lehtonen es la actual Embajadora de la Leche del Consejo de Nutrición Láctea, y sus funciones incluyen visitar escuelas y lugares de trabajo para informar a la gente sobre “opciones saludables de alimentación, estilo de vida y, por supuesto, nutrición láctea”, nos dice.

En esta promoción activa de los productos lácteos reside tal vez el por qué de su lugar prominente en la despensa de los hogares finlandeses. Pero aún hay más.

A los finlandeses también les encanta disfrutar de un buen vaso de piimä –suero de mantequilla o mazada- con sus comidas. De hecho, este y otros productos similares añadirían otros 25 litros al consumo total anual por persona de lácteos líquidos.

“En Finlandia disponemos de muchos productos lácteos diferentes”, añade. “Los derivados de la leche agria, como la piimä, son los más “finlandeses”. Estos también incluyen la leche cuajada [viili], el queso fresco al estilo casero [kotijuusto] y el pan de queso de Laponia [leipäjuusto, llamado así por su forma de torta, aunque en realidad no es pan]”.”

En los hogares finlandeses suele haber, además, una amplia variedad de yogur, queso y helados, así como queso fresco batido[rahka], un producto lácteo fermentado, familiar para muchos europeos. Finlandia es también líder en dedicar investigación, producción y espacio en los estantes a las variedades de leche con poca lactosa o sin lactosa, así como a muchos otros productos lácteos.

Para los veganos y demás consumidores con preocupaciones específicas, ya sean de salud o ideológicas, los comercios ofrecen también productos que se asemejan a leche, a base de soja, avena, almendras, arroz, avellanas e incluso trigo sarraceno.

Gusto por la investigación

El trío de clásicos finlandeses que mejor sabe: leche, avena y bayas.

El trío de clásicos finlandeses que mejor sabe: leche, avena y bayas.Foto: Sanna Peurakoski/ Consejo de Nutrición Láctea de Finlandia

Siempre se nos ha dicho que la leche es saludable, pero una amplia investigación llevada a cabo en Finlandia refuerza activamente esta idea. Valio, la empresa láctea con mayor cuota de mercado a nivel nacional, es cien por cien propiedad de los agricultores finlandeses, y está también a la vanguardia de la investigación y el desarrollo.

En nuestros días, la gente tiende a buscar alimentos funcionales, y Valio ha desarrollado una gama de productos que presumen de tener efectos positivos en la salud del consumidor. La innovación principal ha sido integrar el probiótico Lactobacillus rhamnosus GG en sus productos. Además de ser el probiótico mejor documentado del mundo, esta bacteria sobrevive en el tracto gastrointestinal humano, protegiendo así el organismo contra infecciones y desequilibrios. Los productos se venden bajo las marcas comerciales LGG® y Gefilus®.

Gefilus apareció por vez primera en el mercado allá por los 90. La gama de productos Valio LGG y Gefilus se distribuye ya en más de cincuenta países de todo el mundo.

“Una de las razones del éxito de Valio es que ha sido capaz de desarrollar y aplicar las tecnologías para satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores”, nos dice Ross Crittenden, vicepresidente primero de investigación y desarrollo de la compañía. “Un ejemplo serían las tecnologías de separación, que permiten a Valio producir lácteos de alto contenido proteínico con el fin de cumplir con las demandas incipientes, tanto desde el punto de vista nutricional, como del de los consumidores; el otro ejemplo serían los productos Zero Lactose™, que resuelven las necesidades de los consumidores intolerantes a la lactosa, pero sin sacrificar el sabor”.

Los logros finlandeses han sido y son posibles gracias “a nuestro sistema de alta calidad en cuanto a higiene y también a la legislación en lo que concierne a los productos lácteos, ambas cosas desde la granja hasta la mesa”, resume Anni Lehtonen.

Conocer los lácteos finlandeses    				Foto: Valio 			 				 			 				Hagan sus apuestas: seguro que en ningún otro país encuentran tantas variedades de suero de mantequilla como en Finlandia. 		 		 		 		 			He aquí unos cuantos productos lácteos que uno puede encontrar en cualquier lista de la compra: 		 			Piimä   			Suero de mantequilla finlandés, o mazada, similar a la conocida “buttermilk” británica. 		 			Viili   			Leche cuajada de textura viscosa que puede disfrutarse como postre o como acompañamiento salado. 		 			Rahka   			Queso fresco batido, parecido al yogur, pero más espeso. Producto derivado de la fermentación de la leche, utilizado en postres. 		 			Lactose-free products    			Finlandia ha sido pionera en la creación de toda una gama de productos adaptados a las personas que padecen intolerancia a la lactosa. 		 			Leipäjuusto   			El famoso

Hagan sus apuestas: seguro que en ningún otro país encuentran tantas variedades de suero de mantequilla como en Finlandia.Foto: Valio

 

Conocer los lácteos finlandeses
He aquí unos cuantos productos lácteos que uno puede encontrar en cualquier lista de la compra:

Piimä
Suero de mantequilla finlandés, o mazada, similar a la conocida “buttermilk” británica.

Viili
Leche cuajada de textura viscosa que puede disfrutarse como postre o como acompañamiento salado.

Rahka
Queso fresco batido, parecido al yogur, pero más espeso. Producto derivado de la fermentación de la leche, utilizado en postres.

Lactose-free products
Finlandia ha sido pionera en la creación de toda una gama de productos adaptados a las personas que padecen intolerancia a la lactosa.

Leipäjuusto
El famoso “queso chirriante” de Laponia está delicioso servido en caliente y acompañado de una buena cucharada de mermelada de moras árticas

 

Por James O’Sullivan, marzo de 2015

También en thisisFINLAND

Enlaces