Finlandia es una plataforma estable para las investigaciones científicas

Johanna Ivaska, Profesora de Bioquímica de la Universidad de Turku, en el suroeste de Finlandia, nos habla sobre su equipo internacional y el atractivo ambiente de trabajo que las instituciones finlandesas ofrecen a los investigadores.

Lee el artículo

«Mi trabajo es de naturaleza fundamentalmente internacional y la comunidad científica de la que me siento parte está localizada en distintos lugares del mundo.

Los colegas y socios que exploran las mismas áreas de investigación que mi equipo, y las personas que he ido conociendo en los congresos internacionales, componen un rompecabezas internacional en el ámbito de la biología de las células cancerosas.

Mi equipo, al que llamamos Ivaska Lab, es mi comunidad más cercana y trabajamos juntos en Finlandia, concretamente en el Centro de Biotecnología de Turku. Formamos un equipo reconocido a nivel mundial, compuesto por 18 miembros, todos en diferentes etapas de nuestra trayectoria profesional. Mientras que algunos están escribiendo sus tesis de máster, otros están trabajando en sus tesis doctorales, o son investigadores de postdoctorado. Somos hombres y mujeres de ocho países diferentes, con historias, religiones e idiomas diversos. Juntos formamos un grupo de investigación multidisciplinario e igualitario. Nuestro interés se centra en entender la participación de las integrinas en prácticamente cada paso de la progresión del cáncer.

Las universidades finlandesas proporcionan un ambiente de trabajo genuinamente angloparlante para los investigadores extranjeros. Todos los científicos, incluso el personal auxiliar de las universidades, hablan un inglés fluido. La mayor parte de los procesos burocráticos pueden llevarse a cabo en línea y en inglés. Las conversaciones cotidianas en el laboratorio también son en inglés, lo que permite la integración, independientemente de la procedencia de la persona, y también le ofrece al personal la oportunidad de contrastar adecuadamente los temas que les ocupan en conferencias y redactando artículos.

Estoy especializada en el estudio del papel que juegan los cambios celulares en el desarrollo metastásico del cáncer. Las universidades finlandesas han aumentado su cooperación con las empresas, y eso brinda a los investigadores el acceso a nuevas formas de financiación. Las compañías farmacéuticas no llevan a cabo investigaciones básicas, sino que utilizan resultados procedentes de investigaciones en las universidades. Aún estamos trabajando en las normas para esta cooperación, ya que los científicos tienen que publicar sus resultados, incluso aunque no sean del interés de la compañía.

La sociedad finlandesa es una de las más estables del mundo y funciona bien. Es una sociedad igualitaria donde a todos se les ofrece una buena educación, y donde la atención médica es prácticamente gratuita. Aunque los investigadores no tengamos salarios altos, seguimos disfrutando de un buen nivel de vida y de un entorno agradable. Para quienes tienen hijos y trabajan en Finlandia, existen claros beneficios como las guarderías, asequibles y donde se habla inglés, y las escuelas internacionales gratuitas. Aquí no hay grandes ciudades, pero si te gusta la naturaleza y la vida en los lugares pequeños, Finlandia es un sitio estupendo para vivir. Muchos de los investigadores extranjeros a los que convencí para que se unieran a mi equipo, han terminado quedándose por años».

Por Johanna Ivaska, ThisisFINLAND Magazine 2019