Los mejores activos de Finlandia: Ingenieros de I+D con talento

ThisisFINLAND Magazine 2016

Lee el artículo

El rápido cambio estructural en la industria de las telecomunicaciones finlandesa ha creado una oportunidad única para las empresas que buscan contratar ingenieros con talento y buena formación. Por eso en la actualidad, Finlandia es el lugar perfecto para crear una unidad de investigación y desarrollo.

El crecimiento continuo entre 1990 y 2009 hizo que la industria de las telecomunicaciones finlandesa se convirtiera en un sector importante a nivel nacional, y que este sector se considerara la piedra angular de la economía nacional. Por entonces, Nokia era la joya de la corona de la que estaban orgullosos todos los finlandeses.

El auge y la caída de los teléfonos móviles de Nokia

Pero la nueva década vio un cambio estructural provocado por la madurez de la industria de las telecomunicaciones, nuevos actores, un nuevo modelo global y unas acciones de bolsa inestables. En 2009, Nokia comenzó a disminuir sus operaciones con móviles y a despedir a más gente cada vez. Ante la estrepitosa caída de sus ventas, Nokia decidió vender su negocio de teléfonos móviles a Microsoft en 2013. Esto provocó una contracción radical en el gran ecosistema de Nokia.

En el verano de 2015 aparecieron nuevas malas noticias cuando Microsoft anunció que iba a reducir su negocio de móviles, lo que suponía el despido de unos 2.300 empleados en Finlandia. Iba a cerrar sus instalaciones de I+D en Salo y se esperaban más despidos en otras zonas de Finlandia.

¿Fin de la historia? ¿Un triste final para el sector tecnológico finlandés? No, los finlandeses no se dan por vencidos tan fácilmente. Y aquí es donde comienza una nueva historia, una nueva visión de recuperación con determinación.

Un nuevo comienzo

Los cambios rápidos y grandes siempre son dolorosos, pero también son un fuerte impulso para la renovación. Los principales actores del panorama móvil han salido de la escena, pero hoy, el panorama finlandés para el sector tecnológico se ha visto reavivado con nuevas energías y una ambiciosa actitud de todo se puede.

Las telecomunicaciones, la tecnología por radio y la tecnología móvil siguen siendo fuertes, la industria de subcontratación del sector tecnológico es competente y ajustada, y la industria de los juegos finlandesa ha experimentado un fuerte aumento. Cientos de nuevas startups tecnológicas han creado un animado panorama de startup. Y entran en juego nuevos actores como Intel, Huawei, LG y Zalando que han establecido sus unidades de I+D en Finlandia para utilizar el talento disponible y entrar en la comunidad tecnológica local. En un reciente estudio sobre las ciudades capitales innovadoras, Helsinki aparecía como una de las cinco primeras ciudades tecnológicas del mundo.

En 2015, Slush, el principal congreso de startups reunió a 1.700 startups, 800 inversores de capital y 630 periodistas en Helsinki. Foto: Jussi Hellsten

“Este rápido cambio ha creado una oportunidad única para utilizar la experiencia en I+D finlandesa de primera clase, por lo que podríamos decir que los ingenieros están entre los principales activos de Finlandia”, dice Minna Matinaho, Directora de Procesos del Cliente en Invest in Finland.

“En Finlandia, la relación precio-calidad de los profesionales de la tecnología es excelente. Los ingenieros de I+D son solucionadores de problemas innovadores y están comprometidos con su tarea y con su trabajo”, destaca.

Los finlandeses llegan más lejos

Creoir es una startup finlandesa que proporciona servicios de ingeniería y diseño. Ganadora del Premio de Diseño iF en 2015, Creoir está especializada en el diseño de interfaces de usuario para marcas de consumo, entre los que se encuentran el diseño del smartphone de Marshall London y el reloj smartwatch de Ibis. La mayoría de empelados de Creoir trabajaban en Nokia. Pekka Väyrynen, CEO de Creoir, está convencido de que la diferencia la marca el modo en el que trabajan los finlandeses.

“Antes de unirme a Creoir a finales de 2012, dirigía el desarrollo de productos de los teléfonos N9 Meego de Nokia en Oulu. En mis viajes de trabajo por todo el mundo conocí muchas culturas de trabajo, y me di cuenta de que mostrar iniciativa e intentar llegar siempre más lejos forma parte de la naturaleza del empleado finlandés”, dice Väyrynen.

“Se puede buscar mano de obra más barata en otros países, pero los trabajadores finlandeses son mucho más flexibles. Si lo que se busca es calidad y el cumplimiento de las fechas de entrega, hay que elegir Finlandia”, afirma.

Legado de redes y buenas competencias lingüísticas

Parte del legado de Nokia y Microsoft son las redes profesionales creadas durante esos años.

“Si miro hacia atrás, lo que más aprecio es la competencia profesional que conseguimos acumular trabajando para Nokia. Las redes establecidas entonces han sido cruciales para el éxito actual de nuestra empresa y han hecho que aumente nuestra producción. Y al mismo tiempo nos dan a conocer entre posibles socios futuros” dice Väyrynen.

Otro legado valioso es la capacidad de utilizar el inglés como idioma de trabajo.

“Los finlandeses hablan inglés muy bien. Estamos acostumbrados a trabajar en multinacionales con múltiples oficinas y tenemos contactos por todo el mundo. Esto nos permite encontrar una solución a cualquier problema que surja”.

Otras ventajas para las empresas internacionales que se establecen en Finlandia son una tasa de rotación del personal muy baja y una cultura de comunicación directa.

“El personal no cambia dos veces al año, como ocurre en algunos países. Por eso no es necesario invertir parte del valioso tiempo de trabajo en formar a empleados nuevos o en recibir formación. Además, los finlandeses admiten sus errores. Con frecuencia, los problemas se pueden solucionar rápidamente si uno no tiene que estar pensando en guardar las apariencias”, destaca Väyrynen.

Por Leena Koskenlaakso, septiembre 2016

Enlaces