Aprovechar al máximo la inteligencia artificial (IA)

Los finlandeses están aprovechando la enorme cantidad de oportunidades que ofrece la inteligencia artificial (IA). Tarde o temprano, las máquinas inteligentes pensarán, aprenderán y reaccionarán como seres humanos.

Lee el artículo

La inteligencia artificial — una rama de las ciencias informáticas— ya es capaz de llevar a cabo tareas exigentes bajo el entrenamiento y la enseñanza de los humanos.

En el futuro, las máquinas inteligentes podrán aprender como humanos, actuar como humanos y pensar como humanos. Estas máquinas pueden liberarnos de engorrosas rutinas y nos permitirán concentrarnos en tareas más creativas que proporcionen un valor añadido.

Las tres fases de la IA

“La primera fase de la IA, en los años sesenta, requería la codificación y programación de normas, de manera que el software y los algoritmos pudieran resolver problemas específicos”, nos explica Harri Valpola, experto científico de computación y director general de The Curious AI Company.

“Esto permitió crear procesos automatizados, como la planificación de rutas, que se han convertido en una parte integral de la tecnología actual”, continúa.

“Hoy en día, cuando hablamos de IA, nos referimos a su segunda fase, basada en el aprendizaje supervisado de la máquina. El reconocimiento de imagen y voz, la traducción automática, la búsqueda y el procesamiento de datos, y otras aplicaciones de la IA, se basan en la segunda fase de esta”.

Valpola indica que la tercera ola de la IA, la inteligencia artificial autónoma, es la que está surgiendo en la actualidad. Todavía no hay tecnologías de tercera fase en los productos actuales de IA, pero los laboratorios de investigación llevan cierto tiempo mostrando prototipos de trabajo.

Pueden pasar varias décadas antes de que la inteligencia de las máquinas supere a la de los seres humanos.

“Pero pronto tendremos compañeros de trabajo digitales, que utilizarán una forma más simple de IA”, indica Valpola.

Resolución de problemas complejos

“Podemos acceder a conocimientos que nunca antes habíamos tenido a nuestra disposición”, dice Maria Ritola.Foto: Samuli Skantsi

“Los sistemas de IA que identifican patrones en grandes cantidades de datos, permiten la solución de problemas complejos. Podemos acceder a conocimientos que nunca antes habíamos tenido a nuestra disposición”, dice Maria Ritola, la cofundadora finlandesa y directora de marketing de Iris AI, que recientemente cerró una ronda de financiación de dos millones de euros. La startup ha presentado un asistente científico de I+D impulsado por IA, que ayuda a los investigadores a realizar el seguimiento de los artículos de investigación relevantes sin necesidad de saber las palabras clave exactas.

“Pero hay que decir que uno de los riesgos de los sistemas de IA es que aprendan los prejuicios humanos, debido a las tendencias en los datos de entrenamiento que se les introducen para ser utilizados en la toma de decisiones”, advierte.

Impacto social de la IA

“Otro riesgo es que los gobiernos no participen lo suficiente en el desarrollo de los sistemas de IA”, añade Ritola.

“Como consecuencia, no logramos entender el impacto social de unas máquinas que son cada vez más inteligentes. Una de las áreas que hay que entender y gestionar es el gran cambio en los mercados laborales relacionados con la automatización”, indica.

Los finlandeses tienen una visión global.

“El gobierno finlandés es perfectamente consciente de que la IA cambiará nuestros trabajos y nuestras carreras, y quiere entender cómo afectará a cada individuo y a nuestra sociedad”, dice Pekka Ala-Pietilä, que preside el grupo de planificación que diseñó el plan para el programa finlandés de IA.

“Finlandia tiene un gran potencial para convertirse en uno de los países líderes a la hora de aprovechar las ventajas de la IA. La idea es facilitar a las empresas su utilización, y apoyar al sector público en la construcción de servicios predictivos digitales de IA basados en los sucesos vitales más importantes de cada persona. Queremos mantener el bienestar de nuestro país, que nuestros negocios sean competitivos, que nuestro sector público sea efectivo y que nuestra sociedad funcione bien”, indica Ala-Pietilä.

HITOS DE LA IA

  • 1941
    El ingeniero e inventor alemán Konrad Zuse construye el primer ordenador programable y disponible a nivel comercial.
  • 1950
    El lógico y matemático británico Alan Turing introduce el Test Turing, que permite comprobar si una máquina es capaz de pensar. La máquina es inteligente si podemos hablar con ella sin percatarnos de que es una máquina.
  • 1956
    En un taller en el Dartmouth College, Estados Unidos, los investigadores descubren una nueva disciplina académica, la investigación de la IA.
  • 1961
    El primer robot industrial, Unimate, comienza a trabajar en la fábrica de General Motors de Nueva Jersey, Estados Unidos.
  • 1982
    El finlandés Teuvo Kohonen, pionero de las redes neurales, introduce el concepto de mapas autoorganizados.
  • 1986
    Los investigadores estadounidenses Rumelhart, Hinton y Williams publican un artículo sobre la red MLP y retropropagación, un nuevo procedimiento de aprendizaje que constituye la base para la actual IA de aprendizaje profundo.
  • 1997
    El ordenador de ajedrez Deep Blue gana al mejor jugador de ajedrez del mundo, Garry Kasparov.
  • 2000
    Cynthia Breazeal, del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Estados Unidos, desarrolla un robot llamado Kismet que puede reconocer y simular emociones.
  • 2009
    Google comienza a desarrollar en secreto coches autónomos sin conductor.
  • 2011
    Watson, una IA de preguntas y respuestas desarrollada por IBM, entiende el lenguaje natural y compite contra dos antiguos ganadores del concurso Jeopardy, ganándoles.
  • 2012
    La tecnología de aprendizaje profundo supera a todos los métodos de visión por ordenador en el concurso ImageNet, donde el objetivo es reconocer imágenes de entre un enorme conjunto de aproximadamente 1,2 millones.
  • 2012
    Un robot que había aprendido a seleccionar objetos por sí solo, desarrollado por la empresa finlandesa de robots ZenRobotics, comienza a separar material útil de los residuos industriales.
  • 2016
    AlphaGo, IA desarrollada por Google, vence jugando a Go —un complejo juego que exige creatividad y es más difícil que el ajedrez para una máquina— al jugador profesional y 18 veces campeón del mundo, Lee Sedol.

Por Leena Koskenlaakso, ThisisFINLAND Magazine 2018

También en thisisFINLAND

Sigue leyendo

Los satélites finlandeses Aalto nos saludan desde el espacio

Varios estudiantes de la Universidad Aalto de Helsinki han construido dos nanosatélites que recientemente han sido lanzados al espacio. En un futuro próximo, habrá numerosos nanosatélites que nos proporcionarán una gran cantidad de nueva información relevante para el medio ambiente, el transporte y las empresas, y también para otros desafíos fundamentales, como el cambio climático.