Sangre finlandesa en la novela negra

La fama de Finlandia no se debe a los crímenes sangrientos, salvo en la ficción. Su contribución a este género es única.

Lee el artículo

Las escenas de crímenes y asesinatos sangrientos no son precisamente los motivos que explican la fama de la que goza Finlandia, salvo en la ficción. Sin embargo, dada la creciente popularidad de la novela negra nórdica en todo el mundo, la contribución del país a este género es fundamental.

Las circunstancias del crimen indican que se trata de un asesinato especialmente despiadado. La víctima tenía enemigos en las altas esferas. El detective que está a cargo del caso atesora una larga lista de problemas personales y está sometido a la presión de sus superiores para resolver el crimen, o para cerrarlo sin solución.

Puede que este escenario le resulte familiar, pero no se deje engañar, no es otra más de las típicas historias de crímenes. A lo largo de la última década, las novelas negras en los países nórdicos se han convertido en auténticos best sellers y han dado origen a grandes éxitos de taquilla.

Una visión negra del mundo

3434-nordicnoir_james-thompson_550px-jpg

La trama de los crímenes del escritor estadounidense James Thompson se desarrolla en Finlandia, su hogar desde hace muchos años. Foto cortesía de J. Thompson

El autor estadounidense James Thompson ha desarrollado su carrera como escritor en Finlandia, donde reside desde hace más de 15 años. Posee un número considerable de seguidores tanto en lengua inglesa como finlandesa y su última novela, Helsinki Blood, se publicó en inglés el pasado mes de marzo.

Thompson advierte de que existen diferencias entre la novela de ficción policíaca, o de crímenes, y la llamada novela negra. “La novela negra ofrece una visión del mundo más oscura, a veces incluso distópica”, comenta. “En sus historias, el mundo puede parecer que está en equilibrio al principio de la trama, pero este equilibrio es desalentador. Por lo general, el crimen se resuelve, pero el resultado no es un mundo mejor en el que vivir y el protagonista no experimenta ningún cambio, al menos ningún cambio positivo”.

“Al final el bien no siempre triunfa”, explica Tapani Bagge, cuyo libro titulado Punainen varjo (Sombra roja) también se publicó en marzo. “Son historias más duras en las que, además, la mayoría de los personajes mueren al final”.

Tanto críticos como autores y lectores han intentado descifrar el secreto de la enorme popularidad de este género. Algunos sugieren que la causa reside en la visión que tienen los lectores de otros lugares sobre el modelo del estado del bienestar en los países nórdicos.

Sin embargo, existen otras razones mucho más simples: tanto Bagge como Thompson creen que tiene que ver con la calidad de la literatura. Thompson considera que el éxito de la saga Millennium de Stieg Larsson llevó a los editores a la búsqueda desesperada de más escritores nórdicos.

La oferta finlandesa

Leena Lehtolainen opina sobre la protagonista de su última novela negra: “No siempre respeta la ley, pero tiene su propio código moral”.

Leena Lehtolainen opina sobre la protagonista de su última novela negra: “No siempre respeta la ley, pero tiene su propio código moral”.Photo: Tomas Whitehouse

Leena Lehtolainen, cuya obra llamada Her Enemy se ha publicado en inglés esta primavera, nos da su opinión: “Yo creo que a la lectora le gusta pensar que tanto ella como la protagonista no están indefensas, que sí se puede luchar contra los malos, que las cosas pueden cambiar aunque por ello haya que pagar un precio muy alto. Puede que la novela sea oscura, pero de vez en cuando hay un rayo de luz en la protagonista, una persona que no respeta las leyes pero que tiene su propio código moral”.

Aunque admiten que las novelas de crímenes de los países nórdicos comparten ciertos rasgos comunes, estos tres escritores afirman que los libros finlandeses son distintos.

Bagge también cree que: “Los finlandeses somos más divertidos y estamos más locos. Los autores de aquí escriben más desde el punto de vista del asesino, no solo desde el punto de vista del detective. Además, los finlandeses no son muy habladores. De ahí que en nuestras novelas el diálogo sea real, simple y muy importante”.

Una noche oscura y con nieve

3434-nordicnoir_jarkkosipila_lk_vesamoilanen_550px-jpg

El escritor Jarkko Sipilä representó a Finlandia en una reunión de autores escandinavos de novela policíaca de ficción durante el festival Nordic Cool 2013 que se celebró en Washington. Foto: Vesa Moilanen/Lehtikuva

Los tres autores coinciden en afirmar que las estaciones del año en Finlandia adquieren una importancia trascendental en sus novelas de ficción. Lehtolainen considera que las estaciones son mucho más que el telón de fondo y que las condiciones meteorológicas tienen un significado especial. Además, el comportamiento de los finlandeses varía según las estaciones. “La oscuridad nos hace sentir melancólicos”, afirma Lehtolainen.

“En mi caso, cuando la trama se desarrolla durante el invierno, el entorno es tan importante como cualquiera de los personajes”, añade Thompson. “El invierno influye en todos los aspectos de la vida. Nuestras vidas giran en torno a él. El invierno forma parte de nosotros mismos, es el antagonista de nuestras obras y una fuente de conflictos. En cierta forma, nos moldea”.

“Los periodos largos y oscuros dan lugar a ideas oscuras”, comenta Bagge llanamente. “Durante el invierno, los cadáveres se pueden esconder bajo los montones de nieve del bosque o en los lagos helados”.

“Y con el deshielo de la primavera aparecen la mayoría de las personas que se daban por desaparecidas durante el invierno”, añade Thompson.

Muchos autores finlandeses, como Leena Lehtolainen y Tapani Bagge, son traducidos a distintos idiomas y cuentan con numerosos seguidores en todo el mundo.

Por David J. Cord, marzo de 2013

También en thisisFINLAND

Enlaces