Las guarderías finlandesas se centran en la naturaleza, la música, el arte y otros temas apasionantes

Música, arte, deportes, aventuras… Muchas guarde­rías finlandesas destacan por su amplia oferta de experiencias emocionantes. Pero al final, todo se reduce a tener una buena infancia.

Lee el artículo

Un grupo de críos entusiasmados se interna en el bosque cercano a su guardería en Helsinki. Están familiarizados con su zona de juegos dentro del bosque y trepan con agilidad por las grandes rocas y los troncos de los árboles.

Susanna Suutarla, directora general de las guarderías Taiga Child, nos explica la rutina de este centro orientado a la naturaleza:

«Para nosotros la naturaleza es similar a los espacios interiores y disfrutamos del aire libre durante todo el año, llueva o truene. Pasamos muchas horas en el bosque todos los días, y a menudo incluso comemos fuera».

«Taiga Child nació hace 20 años. Colaboramos con Suomen Latu, la Asociación Finlandesa para Deportes Recreativos y Actividades al Aire Libre, en el desarollo de un concepto llamado Luonnossa kotonaan, que vendría a ser “en la naturaleza como en casa”, el cual hace hincapié en la importancia de jugar y moverse con seguridad en la naturaleza, y en compartir el tiempo y hacer cosas juntos, todo ello sin prisa alguna».

Foto: Roope PermantoLos niños aprenden a valerse de sus cuerpos al aire libre y también a andar y moverse por terrenos irregulares. El entorno natural alimenta la imaginación del niño, que a su vez, si es curioso, observa y aprende de todo aquello que lo rodea a través de los juegos.

«En el bosque, los críos aprenden de manera muy concreta a diferenciar un abeto de un abedul y a cuidar el medioambiente. Nadie dejaría una sala de juegos desordenada después de haber jugado en ella, y lo mismo vale cuando se juega en una zona al aire libre. Apreciamos los valores de un estilo de vida sostenible», concluye Susanna Suutarla.

Por Marina Ahlberg, ThisisFINLAND Magazine 2019

También en thisisFINLAND

Enlaces