Entrevista con un elfo de Santa Claus

Nuestro periodista visita la Laponia finlandesa para entrevistar en exclusiva a Crackers, un elfo de Santa Claus.

Lee el artículo

Los elfos suelen esconderse en presencia de adultos, pero nuestro periodista aprovechó sus contactos en la Laponia finlandesa para charlar con Crackers, uno de los elfos de Santa Claus. A continuación reproducimos esta entrevista en exclusiva:

¿Eres amigo de Santa Claus?

En realidad, ¡para mí es más un padre que un amigo! Nuestra relación es de gran respeto mútuo.

¿Dónde viven los elfos?

Vivimos en un rincón especial de la montaña Korvatunturi, que está en la Laponia finlandesa donde Santa Claus tiene su hogar.

¿Y qué comen los elfos?

Algunos niños creen que comemos alubias saltarinas para desayunar, pero en realidad nuestra energía procede de las gachas de avena; ése es mi plato favorito. ¡A los elfos nos encantan las gachas!

3969-tf-elf-550px-jpg

El elfo Crackers nos cuenta que su energía proviene de las gachas de avena, su plato favorito. Foto: Kaisa Salo

¿En qué consiste tu trabajo durante las navidades?

¡Conseguir que las vacaciones de las familias sean inolvidables! ¡Y recordarles que la vida puede ser muy simple y maravillosa!

¿Y qué hacen los elfos el resto del año?

¡Trabajamos todo el tiempo! ¡Nos gusta trabajar! Vemos si los niños se portan bien, y estamos atentos a lo que desean y a lo que necesitan para Navidad. Envolvemos los regalos, preparamos las tarjetas y entrenamos a los renos para que estén listos para Nochebuena. Somos los ayudantes de Santa Claus, ¡no nos sobra el trabajo! Preparar el gran día nos lleva todo el año.

¿Qué es lo que más te gusta de ser un elfo?

¡Jugar, bailar, saltar y estar con los niños! ¡Nos gusta verlos felices durante la época blanca de Navidad!

Cuéntanos un poco más de tu relación con los niños.

No solo somos muy buenos amigos, sino que además nos respetan muchísimo. En realidad, nos prestan mucha atención. Se podría decir que somos una «autoridad» para ellos, pero no nos gusta usar palabras tan difíciles. Si les pedimos que sean buenos y que se preocupen por los demás, pues ¡lo hacen! Y aún así, siempre están dispuestos a jugar con nosotros. Debe ser que nos respetan tanto por nuestra edad: un elfo puede llegar a tener cientos de años.

¿Y en qué se diferencia esta relación de la que tiene Santa Claus con los niños?

Supongo que es más fácil ser amigo de los elfos. Solo hay un Santa Claus, pero hay cientos y cientos de elfos. Los niños respetan tanto a Santa Claus, que cuando finalmente lo conocen están tan emocionados que no recuerdan ni lo que querían decirle. Santa Claus es la gran atracción de las vacaciones navideñas, ¡y casi podría decirse que de todo el año! ¡Nosotros, en cambio, siempre estamos por aquí! Es más fácil encontrarnos y preguntarnos lo que sea que se les ocurra. Por lo general, sus preguntas tienen que ver con Santa Claus. Así que en realidad somos como un enlace entre los niños y él.

¿Qué hacen los elfos cuando se enteran de que un niño no ha sido bueno?

Yo intento acercarme a él para recordarle que no tiene sentido portarse mal. ¡No es bueno para nadie! Y por supuesto, le repito que es muy importante ser bueno.

A veces, es posible ver a Crackers y a otros elfos haciendo trabajo de campo entre las familias que se hospedan en Snowy Wilderness Lodge, en las montañas Pallas de Muonio, en la Laponia finlandesa.

Por Andy Kruse

También en thisisFINLAND